Imprimir

Nefrología y Urología: Glomerulonefritis

Escrito por Administrator el . Publicado en Nefrología y Urología

 

Glomerulonefritis

 

 

 

La nefrona es la unidad funcional más pequeña del riñón. Ésta tiene una estructura con dos partes diferenciadas: el glomérulo y el túbulo. El glomérulo tiene en su interior una serie de capilares a través de cuyas paredes, y como consecuencia de una serie de presiones, se filtra un líquido llamado filtrado glomerular.

Gráfico glomérulo renalLas glomerulonefritis son enfermedades que afectan al glomérulo como consecuencia de lesiones inflamatorias, casi siempre de carácter inmunológico. Estos trastornos pueden ser primarios (la causa está en el propio riñón) o asociados a otras enfermedades inflamatorias del organismo.

Sin embargo, la distinción entre un tipo u otro de glomerulonefritis se realiza de acuerdo con sus características anatomopatológicas que se observan a través del análisis  de muestras de tejido obtenidas mediante biopsia.

Desde el punto de vista clínico, estas enfermedades se desarrollan de forma diferente aunque presentan síntomas comunes como:

  • Desarrollo de insuficiencia renal
  • Velocidad en la progresión de esa insuficiencia
  • Desarrollo de hipertensión arterial
  • Pérdida de hematíes o proteínas por la orina

¿Cuál es su causa?

La causa subyacente de este tipo de patología es desconocida aunque se ha comprobado la implicación de distintos factores:

  • Factores inmunológicos: mediante el estudio anatomopatológico se ha comprobado, por un lado, la implicación de fenómenos de inmunidad humoral por la existencia de depósitos de anticuerpos (AC) en varias glomerulonefritis (GN); y, por otro lado, que la transferencia pasiva de AC puede desencadenar la lesión glomerular. Además, la activación directa de linfocitos T (inmunidad celular) está implicada en el origen de determinados tipos de glomerulonefritis.
  • Agentes infecciosos: ya sea directamente, a través de la producción de toxinas, tras la activación de la respuesta inmune anómala o frente a antígenos microbianos que pueden contribuir al daño renal.
  • Tóxicos: como la adriamicina y piromicina, que actúan sobre los podocitos, o el veneno de serpiente Habu, que actúa en las células mesangiales. Pero quizá, el más importante en el ser humano sea la verotoxina de la bacteria escherichia coli que induce el síndrome hemolítico urémico (SHU).
  • Factores hemodinámicos: representados en la nefropatía hipertensiva.
  • Enfermedades hereditarias: pueden, por un lado, ser en sí mismas la causa o, por otro lado, pueden contribuir a la predisposición al desarrollo de la enfermedad y, sobre todo, a la respuesta al tratamiento. El ejemplo más conocido es la enfermedad de Alport. En la actualidad, las líneas de investigación se centran en el análisis de las variantes de la normalidad que determinan la diferencia en los niveles de expresión o actividad de dichos factores.

Clasificación: Existen en la literatura múltiples clasificaciones en función de distintos criterios. Según el enfoque clínico y la evolución en el tiempo, podemos distinguir entre:

  • Glomerulonefritis agudas: aquéllas que evolucionan en días. 
  • Glomerulonefritis crónicas: con un curso más insidioso. Las rápidamente progresivas tienen una evolución rápida aunque variable.

Siguiendo un criterio etiológico, pueden dividirse en:

  • Primarias: en las que el riñón es el órgano afectado en primer lugar.  
  • Secundarias: afectación sistémica de la enfermedad.

Esta clasificación tiene una limitación, puesto que un mismo factor etiológico puede dar lugar a distintos patrones de la enfermedad glomerular de curso clínico y pronóstico distintos:

  • Glomerulopatía de cambios mínimos o enfermedad de cambios mínimos.
  • Glomeruloesclerosis focal.
  • Glomerulonefritis membranosa.
  • Glomerulonefritis endocapilar aguda.
  • Glomerulonefritis extacapilares.
  • Nefopatía mesangial Ig A.

¿Cómo se diagnostican?

Se pueden emplear criterios clínicos pero el diagnóstico requiere confirmación histológica. Existe una excepción, la enfermedad de cambios mínimos en el niño. En ella se considera la respuesta positiva al tratamiento esteroideo como diagnóstico.

La importancia de la biopsia renal radica en que nos permite no sólo saber dónde está la afectación histológica o qué mecanismos están implicados, sino también el grado de severidad de dicha afectación, punto crucial a la hora de iniciar y decidir qué tipo de manejo terapéutico requiere. En una primera evaluación clínica habrá que valorar siempre la existencia o no de proteinuria así como su cuantificación, la presencia de hematuria asociada, el desarrollo de insuficiencia renal y la existencia de hipertensión arterial.

 

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes

Warning: include_once(/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186

Warning: include_once(): Failed opening '/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186
Premium Templates