Imprimir

Toxicología: Anticuerpos

Escrito por Administrator el . Publicado en Toxicología

 Image

 Anticuerpos

Los Anticuerpos

 

Los anticuerpos (Acs) son moléculas de naturaleza proteica, cuya función es identificar a las sustancias extrañas y microorganismos que invaden nuestro cuerpo y eliminarlas a través de la acción de otras moléculas proteicas conocidas como Complemento, o bien favoreciendo el proceso de fagocitosis. Los Acs y en general el sistema inmune aparecen evolutivamente con los primeros vertebrados, es decir con los peces cartilaginosos (elasmobranquios), como los tiburones y las mantarrayas, hace 450 millones de años.


En el humano existen 5 clases de Acs o Inmunoglobinas (Igs), que son: IgM, IgD, IgG, IgA e IgE; todas y cada una de ellas pueden reconocer a la misma sustancia extraña al organismo o Antígeno (Ag), pero se localizan y efectúan funciones diferentes por lo que no se contraponen, sino más bien se complementan. Las moléculas de Ig tiene forma de Y, con cada uno de sus "brazos" reconocen a los Ags; por lo tanto tienen 2 sitios de unión al Ag.

Las Igs se localizan en forma soluble en la sangre y otros fluidos del organismo; o bien como receptores unidos a las membranas de las células conocidas como linfocitos B. Los linfocitos B, expresan sobre su membrana celular Igs de solamente una especificidad; por lo que al interactuar con su Ag especifico, se dividen y diferencian hacia células productoras de Igs conocidas como células plasmáticas, las cuales producen y liberan las Igs que se encuentran flotando en los líquidos corporales.

En nuestros organismos al nacimiento tenemos 100 mil millones de linfocitos B diferentes, es decir todos y cada uno de ellos con una Ig de membrana distintas; gracias a esta cualidad, cuando nos enfermamos o nos vacunan, son estimulados o activados algunos de nuestros linfocitos B que a través de sus Igs de membrana reconocen selectivamente a los microorganismos que nos causan la enfermedad o que nos inyectaron con la vacunación.

Gracias a esta capacidad de los linfocitos B, de dividirse y diferenciarse hacia células plasmáticas productoras de Acs; cuando nos vuelva a infectar el mismo microbio que nos causó la enfermedad o con el cual nos vacunaron; ya no nos van a provocar de nuevo la enfermedad, por lo que se dice que estamos "inmunes" o protegidos contra ese agente infeccioso.

Como ya se mencionó anteriormente, tenemos 5 tipos distintos de Igs; la inmunoglobulina M (IgM), es la que primero aparece en la evolución, durante la gestación del niño y al inicio de la respuesta inmune; es decir después que nos enfermamos o nos vacunaron. Es la Ig más grande, es pentámerica (formada por 5 moléculas con forma de Y unidas ente si) y su función principal es activar a otras proteínas de la sangre que se conocen como complemento, para destruir al agente infeccioso o facilitar que lo fagociten los glóbulos blancos.

La inmunoglobulina D (IgD), es una molécula monomérica, formada por solo una Y, es la que se encuentra más abundante en la sangre, la que nos protege después que se activaron nuestros linfocitos B como consecuencia de la enfermedad o la vacunación y también está Ig nos protege cuando estamos en el vientre de nuestra madre. Su función principal es la identificar a los microorganismos para que los glóbulos blancos los fagociten fácilmente, también activan el complemento pero no tan eficientemente como la IgM.

La inmunoglobulina A (IgA), en sangre es una molécula monomérica (Y), pero en las mucosas de aparato digestivo, respiratorio y genitourinario se encuentra en forma dimerica (2 Y, unidades por su base). Su función primordial es identificar a impedir que los microbios que ingerimos con los alimentos o el agua que bebemos, y que inhalamos cuando respiramos; se localicen en nuestras mucosas y nos causen enfermedad. La IgA que se encuentra en mucosas (llamada IgA secretora), también nos protege cuando somos bebés, porque se encuentra en la leche materna.

La inmunoglobulina E (IgE), es una Ig monomérica, formada por una sola Y; se produce como consecuencia de infestaciones por parásitos, entre otros como las lombrices (Ascaris lumbricoides) o la solitaria (Taenia soluim); también es la responsable de las enfermedades que se conocen como Alergias. Se encuentra en baja cantidad en forma soluble en la sangre, debido a que no se produce en abundancia y a que tiende a pegarse de forma espontánea a la membrana de eosinófilos, basófilos y células cebadas; las cuales al reconocer los antígenos de los parásitos o los alergenos (como el polvo y algunos pólenes) liberan substancias que producen inflamación, que se manifiesta como hinchazón, comezón, dificultada para respirar y producción de moco.

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes

Warning: include_once(/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186

Warning: include_once(): Failed opening '/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186
Premium Templates