Imprimir

¡Ay Señor Señor! - Los Griegos se Cabrean con la MERKEL

Escrito por Administrator el . Publicado en ¡Ay Señor Señor!

 ¡Ay Señor Señor!

 Image

 Los Griegos se Cabrean con la MERKEL

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró ayer en Atenas que los «esfuerzos» y los «progresos» alcanzados por Grecia, y que los ciudadanos griegos han sufrido en forma de draconianas medidas de austeridad, «valen la pena». La mandataria germana hacía estos elogios a las políticas del Ejecutivo del primer ministro Antonis Samaras mientras decenas de miles de manifestantes rechazaban en las calles su visita al país de la eurozona más endeudado y afectado por la crisis.
 
La policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a grupos de manifestantes que intentaban echar abajo una barricada que protegía uno de los accesos al lugar donde Merkel estaba reunida con Antonis Samaras. Al tiempo que se celebraba ese encuentro, unas 25.000 personas repudiaban en la calle las medidas de disciplina fiscal que estrangulan la economía griega y de las que responsabilizan a Alemania.
 
El Gobierno desplegó a unos 6.000 agentes en el centro de la ciudad para contener la protesta en la plaza Syntagma, convocada por los sindicatos, el partido de izquierda Syriza y grupos de la derecha nacionalista. Los manifestantes portaban carteles en los que podían leerse consignas hostiles como «Fuera Merkel , Grecia no es una colonia», «Mal venida», «Fuera los imperialistas» y «No al cuarto Reich».
 
Dos banderas nazis fueron colocadas sobre una barrera de metal próxima al Parlamento heleno e incendiadas. Mientras, el Gobierno de coalición griego saludaba con un mensaje de apoyo la llegada de Merkel.
 
La de ayer es la primera visita de la canciller alemana a Grecia desde que estalló la crisis de la zona euro hace ahora casi tres años. Merkel se convirtió en una persona odiada en todo el país a medida que Grecia se vio obligada por la presión de sus acreedores a aplicar drásticos recortes que la hundieron en una profunda recesión a cambio de un rescate financiero y de una quita de su deuda. La mandataria llegó a ser caricaturizada como Adolf Hitler en la prensa sensacionalista griega.
 
«Estoy profundamente convencida de que estos esfuerzos valen la pena y Alemania quiere ser un buen socio», dijo Merkel durante su visita. «Se ha logrado mucho. Queda aún mucho por hacer, y Alemania y Grecia trabajarán juntos muy estrechamente», pero «si no resolvemos los problemas ahora, se manifestarán más tarde de manera aún más grave», advirtió. Samaras, el líder conservador que dirige el Gobierno desde junio, respondió que «Grecia está determinada a cumplir sus compromisos» y añadió que «el pueblo griego sangra, pero está determinado a ganar la batalla de la competitividad».
 
La canciller se entrevistó también con el presidente, Carolos Papulias, quien subrayó que Grecia ha llegado ya «al límite». «Hay que pensar en medidas que den esperanza a la gente, para afrontar el desempleo de los jóvenes y de las mujeres», dijo Papulias. Merkel le respondió que venía a Grecia «como una amiga y un socio y que deseaba resolver problemas».
 
La visita de Merkel se produce en un momento crucial para Atenas, que está finalizando con la Troika la negociación de un nuevo paquete de recortes fiscales de 13.500 millones que mantenga abierto el grifo de la ayuda internacional. Según explicó el Ministerio de Finanzas, la próxima partida de 31.500 millones de euros, que Atenas espera desde hace meses, la recibirían «para fines de noviembre a más tardar».