Imprimir

Psicopedagogía - Psicopedagogía Integral

Escrito por Administrator el . Publicado en Psicopedagogía

 Psicopedagogía

 Image

 Psicopedagogía Integral

Es frente a estas necesidades educativas mencionadas anteriormente, donde actúa directamente la psicopedagogía mediante tres procesos:

-Evaluación o diagnostico.
-Intervención o tratamiento.
-Reevaluación al final del proceso.

 Evaluación

Consiste en la aplicación de diversos instrumentos estandarizados para detectar de manera sistemática y con algún respaldo empírico, las posibles disfunciones con las que cuente el educando. Principalmente se evalúan tres dimensiones: socio-afectivo, cuya relación se da directamente por como el niño se observa a sí mismo, a su familia y a su entorno educativo; la dimensión cognitiva que evalúa los posibles déficit en alguna de las funciones cognitivas, las cuales son la base fundamental en el proceso de aprendizaje, y por último, la dimensión instrumental, que arroja resultados sobre las dificultades en aspectos cercanos al colegio, tal como las áreas de lectura, escritura y cálculo.

 Intervención

Una vez establecida una posible hipótesis sobre las dificultades del niño, se aborda de manera progresiva la etiología del problema, es decir, las funciones cognitivas que están descendidas o poco estimulada en el escolar. Al igual que la evaluación, la intervención es una etapa crucial en el quehacer psicopedagógico, las funciones cognitivas deben ser estimuladas considerando las experiencias y conocimientos previos con los que cuenta el niño, permitiendo así que la actividad sea desafiante y al vez divertida.

Una vez que se han intervenido dichas funciones, se aborda el área instrumental en la que se observe alguna dificultad, dado que ahora el niño cuenta con habilidades para poder adquirir el aprendizaje.

 Es importante señalar que la psicopedagogía como disciplina no refuerza los contenidos curriculares que se encuentran disminuidos, sino el origen del proceso de Aprendizaje; vale decir, percepción, atención, memoria, pensamiento, lenguaje y psicomotricidad, entre otras.

Una evaluación a tiempo de estas dificultades, permite la detección temprana de posibles problemas que se presentaría en grados superiores y favorece la autoconfianza de los escolares los primeros años. Una estimulación temprana, favorece el desarrollo del pensamient0, y a futuro, niños más pensadores, conscientes y reflexivos de lo que hacen y dicen.

 El psicopedagogo, como profesional experto en el aprendizaje, debe estar constantemente observando, guiando y monitoreando el proceso de intervención, haciendo que la actividad sea un trabajo desafiante para el niño, pero que permita la posibilidad de descubrir nuevas soluciones. Junto con este monitoreo, debe potenciar los aspectos cognitivos e instrumentales que se encuentren mayoritariamente desarrollados, junto con permitir que estos mismos, favorezcan la estimulación de los aspectos disminuidos.

 Es de relevancia considerar que al momento de realizar la intervención, esta debe ser en horarios donde el alumno no deba ser retirado de clases, es recomendable que también se realice en un aula distinta a la de clases, dado que por presentar dificultades, cabe la posibilidad de tener algún grado de frustración y rechazo a la sala donde generalmente ejecuta sus labores. El psicopedagogo a su vez, debe mantener una relación constante y de multidisciplinariedad con los docentes del alumno, de manera tal que pueda conocer sus conductas y avances tanto en el aula de trabajo como en la sala de clases.

 El proceso de intervención puede ser largo, y los resultados pueden no manifestarse de forma inmediatamente, por lo que la familia también debe participar en la estimulación de sus capacidades. El profesional evalúa constantemente como esta ocurriendo el trabajo, de manera que al momento de reevaluar, solo sea una representación escrita y para los padres, de la evolución.

 Reevaluación al final del proceso

Es la finalización de la intervención y se realiza mediante la aplicación de alguna prueba diseñada en torno a los objetivos planificados para ser trabajados. No existen buenas ni malas respuestas, dado que las variables con las que se evalúa oscilan entre los aspectos de logrado, no logrado y por lograr.

 Es recomendable que si los objetivos no han sido logrados, la intervención se extienda por algunas sesiones más, de otro modo, es el docente quien debe continuar progresivamente con las sugerencias dadas, además de dar toda posible estimulación que genere nuevamente en el niño un interés por aprender.

 

 

 

 

 

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates