Imprimir

Óptica y Optometría - Lagrimeo o Epífora

Escrito por Administrator el . Publicado en Óptica y Optometría

 Óptica y Optometría

 

 

LAGRIMEO O EPÍFORA

Después de un estudio minucioso que descarte otros problemas de superficie, la causa principal del lagrimeo es la obstrucción del canal que transporta la lágrima desde el ojo hasta la nariz.
Además del lagrimeo continuo o “epífora”, con el tiempo se complica con episodios dolorosos de “rija” o dacriocistis aguda, por infección del líquido lagrimal retenido.


La solución es una intervención denominada DACRIOCISTORRINOSTOMÍA:


Nuevo tratamiento con láser

Nuevo tratamiento con láser

 

Consiste en establecer un nuevo canal que lleve la lágrima a la nariz. Se realiza con anestesia local. En 2007 hemos introducido el tratamiento con láser, que simplifica tremendamente la intervención. Se puede realizar sin pinchar anestesia y la recuperación es casi inmediata.

En 1995, junto con los otorrinolaringólogos, ya introdujimos este tipo de intervención realizado desde la nariz, sin necesidad de incisiones y evitando cicatrices antiestéticas.

Las glándulas de alrededor del ojo secretan continuamente la lágrima, que es imprescindible para el mantenimiento de la salud del ojo y para la visión. Esta lágrima cumple su cometido y, a través de un sistema de desagüe, llega de forma continua a la nariz.


Aproximadamente un 2% de las personas mayores de 40 años padece lagrimeo (epifora) que se hace cada vez más frecuente y llega a ocasionar irritación palrpebral, secreciones y, en algunos casos, infección y dolor.

¿Por qué se produce?
Por la obstrucción del desagüe natural que lleva la lágrima desde el ojo hasta la nariz. La solución tradicional. Una intervención quirúrgica que consiste en perforar una ventana ósea para crear un nuevo desagüe. Se trata de una intervención agresiva que logra éxito en el 80% de los casos.

La solución láser
A través de una fibra de 0,3mm, el láser abre la misma ventana de desagüe en tan sólo ocho minutos de intervención, sin anestesia y con recuperación inmediata. Cuidados postoperatorios. Un día después de la intervención, el paciente se incorpora a su trabajo, pero ya sin lagrimeo. Precisa tan solo controles en los primeros meses.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates