Imprimir

Psicopedagogía - Síndrome de DIÓGENES

Escrito por Administrator el . Publicado en Psicopedagogía

                                                   Psicopedagogía

 

 Síndrome de Diógenes

Este síndrome debe su nombre al filósofo griego Diógenes de Sínope (412-323 a.C.), fundador de la escuela filosófica cínica, que era representado siempre viviendo dentro de un tonel, lo que expresaba gráficamente su ideología que despreciaba todos los bienes materiales, pretendiendo ajustar la existencia al mínimo vital (Saiz, Lozano, Burguillo y Botillo, 2003).

Definición

Aunque el síndrome de Diógenes “no está reconocido en los manuales diagnósticos internacionales como entidad diagnóstica y además puede aparecer en distintas enfermedades psiquiátricas y neurológicas” (Lera, Hernández y Leal, 2008; Carrato y Martínez, 2010), según Pantoja (2006), “es un trastorno específico que se presenta en algunas personas solitarias, de edad avanzada y que afecta a sujetos de todos los estratos sociales”, que se caracteriza por:

  • Una conducta de aislamiento voluntario, con ruptura de las relaciones sociales y una inobservancia de las normas convencionales.
  • Una conducta de autonegligencia con abandono de la higiene (tanto personal como ambiental), como de la alimentación y la salud (la mayor parte presentan estados nutricionales deficientes y/o enfermedades somáticas relevantes).
  • Con tendencia a acumular compulsivamente grandes cantidades de basura en sus domicilios y vivir voluntariamente en condiciones de pobreza extrema a pesar de poseer medios económicos para llevar mejores condiciones de vida.
  • Que se presenta en personas de edad senil que en su mayoría (73,3%) no presentan trastornos psiquiátricos mayores o diferentes del propio síndrome. Si bien en todos los casos se observa la presencia de ciertos rasgos y/o conjunto de rasgos de carácter o personalidad específicos o frecuentes (sujetos dominantes, independientes, poco sociables, obstinados, inestables, solitarios), rasgos que algunos autores consideran como premórbidos o predisponentes de la enfermedad.
  • Que rechazan todo tipo de ayudas (tanto sociales como familiares) o se resisten a ser sacados de sus domicilios.
  • Y que muestran rechazo activo a cambiar de vida o de conducta, con tendencia a volver a su forma de vida cuando son dados de alta de una institución sanitaria y/o social o se descuida su vigilancia.

Etiología

A pesar de que no está claramente definida (Saiz, Lozano, Burguillo y Botillo, 2003), Stumpf y Rocha (2010) señalan que las principales hipótesis etiológicas del síndrome de Diógenes son las siguientes:

  • Representaría la “fase final” de un trastorno de la personalidad.
  • Sería una manifestación de demencia del lóbulo frontal.
  • Sería la fase final del subtipo hoarding (acaparamiento) del TOC (trastorno obsesivo-compulsivo).
  • Sería una fase final común a diferentes trastornos psiquiátricos, especialmente aquellos asociados al coleccionismo.
  • El síndrome sería precipitado por estresores biológicos, psicológicos y sociales, asociados con la edad, en individuos con rasgos de personalidad predisponentes.

Formas clínicas

Las tres formas clínicas más representativas de este síndrome son (Gómez-Feria, 2008):

  • El tipo primario asociado a un trastorno de la personalidad.
  • El tipo secundario asociado a una demencia.
  • El tipo secundario asociado a otros trastornos mentales (por ejemplo, esquizofrenia, trastorno obsesivo-compulsivo, dependencia al alcohol).

Epidemiología

Las personas con síndrome de Diógenes ingresadas en hospitales oscilan entre el 0,44 y el 0,5 por mil habitantes/año (Pantoja, 2006).

Lo que significa, en España, el 1,7  por mil de los ingresos hospitalarios de mayores de 65 años (Lera, Hernández y Leal, 2008; Pantoja, 2006).

Tratamiento

El tratamiento abarca distintas áreas (Saiz, Lozano, Burguillo y Botillo, 2003):

  • Ingreso en un hospital general donde se suministran cuidados médicos básicos de alimentación e higiene y se recupera el estado físico saludable.
  • Descartar patología psiquiátrica y, si existe, tratarla adecuadamente.
  • Es necesario en muchos casos el apoyo por parte de servicios sociales, y la institucionalización de algunos pacientes.
Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates