Imprimir

Psicopedagogía - Síndrome de TOURETTE

Escrito por Administrator el . Publicado en Psicopedagogía

Psicopedagogía

 

  • Síndrome de Tourette

  • El síndrome de Tourette, también es llamado el trastorno de Tourette. Es un tipo de desorden en el tic (movimientos involuntarios o voluntarios). El síndrome de Tourette, usualmente comienza antes de los 18 años y es más frecuente en los hombres. Su hijo puede presentar movimientos súbitos (sacudidas), los cuales son incontrolables. Estos movimientos son llamados tics motores. Su hijo emite sonidos (tics vocales) que él no puede controlar. Muchos niños afectados por en síndrome de Tourette, tienen problemas de aprendizaje.
  • La mitad de los niños afectados con el síndrome de Tourette, también tienen desorden de falta de atención por hiperactividad. Este desorden, es la causa de la excesiva actividad de su hijo y de la dificultad que él tiene para concentrarse (poner atención). Este síndrome, es la causa por la cual su hijo se siente ansioso, culpable, desamparado, malhumorado y deprimido. También se siente mal, con respecto a sí mismo. Esto es muy estresante para el niño y para su familia.
  • El síndrome de Tourette es incurable, pero con medicinas y tratamiento es posible ayudar a su hijo. Algunas personas mejoran a medida que avanzan en edad. Pero sin los cuidados necesarios, el síndrome de Tourette conduce a problemas emocionales más serios, como puede ser la depresión.

Causas: Las causas del síndrome de Tourette son desconocidas Este trastorno puede ser causado por un problema con las sustancias químicas que componen el cerebro. También puede ser de origen familiar.

Signos y síntomas:

  • Los síntomas del síndrome de Tourette, pueden ser benignos, un poco severos o muy severos. La frecuencia en los tics puede cambiar de un momento a otro y de un día para otro. Su hijo puede presentar tics 20 o 30 veces en un minuto. O solamente, los tics pueden presentarse muy pocas veces en una hora. Los tics pueden causarle problemas a su hijo en sus actividades cotidianas. El cansancio, el temor, la ansiedad o excitarse, pueden empeorar los tics de su hijo.
  • Las rabietas son una de las señales usuales que advierten, que su hijo, puede estar afectado, por el síndrome de Tourette. Su hijo puede estar en capacidad de controlar o de no sentir la necesidad de los tics, mientras permanece en la escuela o en el trabajo. Pero cuando regresa a casa aparecen nuevamente los tics y con mayor severidad.
  • Su hijo puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas.
    • Tics motores.
      • Parpadeo en los ojos.
      • Amenazador.
      • Encoger los hombros.
      • Crispar la nariz.
      • Chasquear los dientes.
      • Espasmos en cualquier parte del cuerpo.
      • Brincar.
      • Aplaudir.
      • Golpearse la cabeza.
      • Morder.
      • Tocar objetos y personas.
      • Arrojar cosas.
      • Tirarse el cabello.
      • Golpear objetos y personas.
      • Oler los objetos.
      • Patear.
      • Movimientos con los dedos.
      • Hacer la misma cosa varias veces, como escribir la misma palabra muchas veces.
      • Chasquear las mandíbulas.
      • Girar los ojos hacia arriba y hacia los lados.
      • Sacar la lengua.
      • Dar besos.
      • Pinchar.
      • Romper papeles y libros.
    • Tics vocales.
      • Toser.
      • Silbar.
      • Escupir.
      • Ladrar.
      • Gruñir.
      • Silbidos.
      • Sonidos chupados.
      • Repetir la misma palabra muchas veces.
      • Gritar palabras soeces

Cuidados: Posiblemente, sea necesario internar a su hijo en el hospital, para hacerle los exámenes y el tratamiento. Los médicos le pueden sugerir uno o varios de los siguientes exámenes o tratamientos.

  • Terapia para modificar el comportamiento.
  • Entrenamiento con biorretroalimentación.
  • Asesoramiento.
  • Medicamentos.
  • Meditación.
  • Terapia de relajación.

Enfrentándose:

  • Su hijo y la familia pueden sentirse atemorizados, confundidos y con ansiedad como consecuencia del síndrome de Tourette. Su hijo puede culparse y pensar que hizo algo erróneo. Estos sentimientos son normales. Hable con el médico de su hijo o con alguien cercano a usted, sobre estos sentimientos. Pida al médico información relacionada con los grupos de apoyo para los niños afectados por el síndrome de Tourette. Un grupo como este, puede ofrecer información y apoyo tanto al niño, como a su familia.
Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates