Imprimir

Psicopedagogía - La Autoestima Infantil

Escrito por Administrator el . Publicado en Psicopedagogía

Psicopedagogía

 Image

La Autoestima Infantil

Los niños que tienen un fuerte sentido de la propia valía son físicamente más sanos, se encuentran más motivados para aprender y progresan mejor; tienen mayor tolerancia a la frustración y son más seguros de si mismos.

Dimensiones de la Autoestima
Dimensión Física: Un rasgo de inseguridad es dudar sobre su atractivo personal, lo cual tiene su origen muchas veces en mensajes recibidos desde la infancia.

Con frecuencia los padres comparamos a los niños entre sí (estatura, color de pelo, rendimiento académico, etc). Es importante hacerles sentir únicos. Todo niño tiene una fuerte necesidad de ser distinto de los demás.

Este aspecto favorecerá que lleguen a la escuela con confianza en su individualidad y exclusividad y que se adapten más fácilmente.
La Dimensión Afectiva: Los niños necesitan estar seguros que son queridos. Tienen que sentirse siempre especiales dentro de la familia. Necesitan sentir que cuando están en casa, su presencia se aprecia y cuando está fuera, se le echa de menos. Hay que transmitirle que se les quiere por lo que son, el mejor medio es demostrándoles apoyo, escuchándolos, haciéndolos participe de la vida familiar.

Contribuyendo de manera efectiva a que en la etapa escolar muestren actitud por aprender, sean competitivos con ellos mismos, capaces de aprender de sus errores, sin considerarlo algo traumático.

La Dimensión Intelectual: Los niños tienen una capacidad ilimitada para comprender el sentido de la vida. Para que encuentren este sentido de su vida es esencial que sus padres satisfagan sus necesidades básicas. Por este motivo, cuando los niños llegan a la escuela sin ser adecuadamente alimentados, aseados, vestidos o criados, las tareas académicas se les hacen muy costosas.

La Dimensión Conductual:
Debemos tener siempre una reacción ante cualquier conducta del niño. Es fundamental mostrar la sensación de que uno está impresionado ante su conducta, ya que esta actitud elevará la confianza en el niño.

Hay que conceder más importancia al esfuerzo que al resultado final. Cuando se reconozca el esfuerzo del niño, éste se sentirá motivado hacia un esfuerzo mayor que le permitirá conseguir otros logros.

Deben comprender que nadie es completamente exitoso ni fracasado y que estas definiciones se hacen en base a consideraciones sociales y por tanto son relativas.

La Dimensión Social y creativa: Los padres que tienden a dominar y controlar, impiden el desarrollo personal del niño y en consecuencia deterioran su autoestima. Son muchos padres que desean que sus hijos tengan las oportunidades y los logros que ellos no pudieron tener.


CUATRO “A”PARA ALCANZAR LA SEGURIDAD

La Primera “A”: Aceptación
Es una actitud de apertura. Es la acción de querer a la persona como tal, no por lo que hace o dice ni por lo que tiene o por lo que me va a dar o favorecer.

El niño desde que es concebido, debe ser aceptado por sus padres con una actitud positiva, como ser humano y como miembro de su familia, debemos aceptar su carácter aunque no nos guste, su sensibilidad, sus fallas y errores, ayudándolo a superarse.

La segunda “A”: Afecto
Tener afecto por una persona es ser benévolo con ella, darle un trato amable, cortés, dulce, atento, suave, tanto en la forma como en las palabras. Nunca nadie mejoró a otro repitiéndole que era malo; sino confiando reiteradamente en su capacidad y su bondad.

La Tercera “A”: Atención
La atención es un ingrediente muy importante para lograr la seguridad; a través de ésta demostramos a una persona que la aceptamos y la queremos.

Atender es acoger y satisfacer una necesidad, es actuar con respeto, compartir tiempo en cantidad y en calidad. Es estar pendiente de la otra persona con todo nuestro cuerpo.
La Cuarta “A”: Aprobación
Es la acción de reconocer algo bueno y, por lo tanto, decirlo. Algo que implica alabanza y admiración.

LOS SENTIMIENTOS DE LOS NIÑOS
Los padres pueden enseñar a los niños que las emociones son una parte de la vida, pero deben ser expresadas de manera aceptable. Con esto logramos que aprendan a lidiar con sus emociones y llevarse mejor con otros niños, calmarse por sí solos, recuperarse de conflictos y desilusiones.

Usted le puede ayudar a su hijo a lidiar con sus sentimientos cuando usted:

Sintoniza con su hijo: Ponga atención a cómo su hijo se ve, cómo se comporta cuando está triste o feliz. Es más fácil responder cuando sabemos cómo se siente él o ella.

Acepta las emociones: Todos tenemos emociones negativas y positivas. Déjele saber a su hijo que estas emociones son normales.

Nombra sus emociones: Poner nombre a las emociones ayuda a los niños a reconocer lo que ellos están sintiendo. Cuando los niños pueden hablar con otros sobre sus sentimientos, ellos aprenden que todos tienen emociones.

Los guía: Ayúdeles a aprender qué hacer cuando están molestos. Busque las señales de un arranque y ayúdelos a identificar la razón de su enfado. Hable sobre las maneras de expresar la ira, frustración o tristeza.

Pone límites: Sea claro sobre qué comportamiento puede usted aceptar cuando su hijo está molesto. Está bien enojarse pero no agredir.

Ayude a resolver problemas: Hable sobre cómo lidiar con los sentimientos. Pídale a su hijo que sugiera maneras de expresar emociones.

RECUERDE:
La seguridad y la autoestima no viene a los niños de manera natural. Es algo que debe ser cultivado, desarrollado, alimentado y aumentado.

1. Muéstreles que los valora: VALORACIÓN. Déjele saber a sus niños que usted los ama. Calidad y cantidad de tiempo demuestra que se los valora.

2. Enséñeles y déjelos que aprendan: Un ingrediente importante en la seguridad es la AUTOSUFICIENCIA, hábitos y responsabilidades.

3. Participar en la acción de buenas obras: Desarrollar la empatía y comportamiento altruista a través de BUENAS OBRAS.

4. Haga que las reglas de la vida sean claras: La última cosa que los padres pueden proveer para facilitar la autoestima es la estructura. Implica: rutinas y límites: Las rutinas proveen ESTRUCTURA sobre el tiempo, los límites y el comportamiento.

 

 

http://www.loseskakeados.com