Imprimir

Nutrición y Dietética - Metabolismo de los Hidratos de Carbono

Escrito por Administrator el . Publicado en Nutrición y Dietética

 

Nutrición y Dietética

 

Image 

     
 

METABOLISMO DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

 

            Las sustancias que el organismo recibe del exterior o aquellas que necesita sintetizar para un adecuado funcionamiento orgánico y que van a ser transformadas por las múltiples reacciones metabólicas se conocen como principios inmediatos. Estos principios inmediatos son 3: hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

 

HIDRATOS DE CARBONO

            También denominados ‘azúcares’ son compuestos orgánicos en cuya formación entran a formar parte fundamentalmente el carbono, el oxígeno y el hidrógeno. En función del número de moléculas de azúcares sencillos que entran a formar parte de su estructura estos compuestos pueden ser clasificados en:

            • Monosacáridos: formados por una molécula de azúcar.

            • Disacáridos: formados por 2 moléculas de azúcar.

            • Oligosacáridos: formados por 3-10 moléculas de azúcar.

            • Polisacáridos: formados por más de 10 moléculas de azúcar.

            Los monosacáridos se clasifican a su vez en:

            1·- Aldosa y cetosas: en función del grupo funcional aldehído o cetona presentes en los carbono terminales de su estructura,

            2·- Formas D y L: en funciones de la posición (derecha o izquierda) del grupo funcional  –OH en su cadena carbonada.

            3·- Formas a y b: en función de la posición del grupo –OH del carbono número 1 de su molécula.

 

ORIGEN DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

            Los azúcares o hidratos de carbono tienen su origen en la dieta y también en la síntesis endógena.

            Se digieren en la dieta en forma de polisacáridos (por ejemplo: el almidón que se encuentra en el arroz) o en forma de disacáridos (por ejemplo: la fructosa) o monosacáridos (por ejemplo glucosa o galactosa); y una vez digeridos son absorbidos por la flora intestinal en forma de monosacáridos. Cuando el monosacárido absorbido no es glucosa se transforma en ella en el nivel hepático).

            El sistema endógena tiene lugar a nivel del hígado y riñón partiendo de aminoácido y ácido láctico mediante el proceso denominado gluconeogénesis (producción de nueva glucosa).

 

FUNCIONES DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

            Las funciones más importantes son:

            1·- Fuentes de energía: es la función primordial.

            2·- Reserva energética

            3·- Servir de base para la síntesis de otras estructuras como por ejemplo de los ácidos nucleicos.

            La energía para consumo inmediato es obtenida de la degradación de moléculas de glucosa (que es el

               monosacárido por excelencia) que puede tener lugar por 3 vías:

            1·- La glucólisis ó Embden-Meyerhof

            2·- Pentosas fosfato

            3·- Sorbitol 

 

La primera vía o glucólisis es la más importante cuantitativamente y en condiciones de anaerobios finaliza en piruvato. Este en presencia de oxígeno ingresa en el ciclo de Krebs y con un gran rendimiento energético proporciona 36 moléculas de ATP (adenín trifosfato) por cada molécula de glucosa degradada.

            En la vía de las pentosas aldosas se obtiene ribosa (fundamentalmente en la síntesis de ácido nucleicos) y NADPH (nicotinamida-adenina-di-nucleótido fosfato reducido) es necesario en muchos procesos metabólicos de la célula.

            El sorbitol proporciona moléculas de fructosa.

            La función de reserva energética: la función de depósito es realizada por el glucógeno sintetizado a partir de la glucosa por el proceso de gluconeogénesis. El glucógeno se encuentra tanto en el hígado (donde puede ser degradado hasta glucosa y utilizado como fuente energética en todo el organismo) como en la masa muscular (este únicamente puede ser usado como fuente de energía para músculos).

            Glucosa y glucógeno están íntimamente relacionados a nivel metabólico en virtud de los procesos de glucogeneogénesis y glucogenolisis (escisión de glucógeno liberando glucosa a la sangre).

 

METABOLISMO DE LA GLUCOSA

            La glucosa es el principal producto de energía del organismo (participa en el ciclo de Krebs de las mitocondrias para generar energía en forma de ATP) por lo que determina la capacidad de este para responder a las demandas de aporte y utilización de la energía.

            La glucosa presente en la sangre tiene su origen en:

• Los hidratos de carbono ingeridos en la dieta

            • la eventual glucogenolisis de glucógeno hepático.

            • La gluconeogénesis a partir de las proteína (aminoácidos).

            Tras la absorción de la glucosa ingerida en la dieta esta pasa a la sangre y entonces los niveles normales en ayunas o basales (de 60-90 mg/dl) se eleva hasta valores de 120-150 mg/dl o incluso más. En personas en cuyo metabolismo de hidratos de carbono funciona adecuadamente estos niveles de glucosa disminuyen enseguida de manera que al cabo de 1 o 2 horas se vuelven a alcanzar los niveles basales. Si una persona se mantiene en ayunas mucho tiempo el nivel de glucosa desciende pero nunca debe descender por debajo de 50-60 mg/dl.

  

            La glucosa es filtrada continuamente a nivel glomerular y vuelve en su totalidad a la sangre ya que es reabsorbida en

              los túbulos renales.

            En individuos con una función renal normal la glucosa aparece en orina (glucosuria) cuando su nivel en sangre (glucemia)

              es superior a 160 mg/dl (umbral renal para la glucosa). Sin embargo si el túbulo renal está dañado puede aparecer

              glucosuria con glucemias normales.

            El mantenimiento de los niveles de glucosa en sangre entre las comidas se consigue gracias al equilibrio que existe 

              entre 2 procesos que son:

            • Utilización de la glucosa por los tejidos.

            • La glucogenolisis.

            El metabolismo de los hidratos de carbono y el de la glucosa por tanto está regulado a nivel hormonal mediante

               la insulina (producida por el páncreas) por otro lado un conjunto de sustancias de acción antagónica

              denominadas contra-insulares:

            • Glucagón

            • Glucocorticoides (corteza suprarrenal)

            • Catecolamina (adrenalina y noradrenalina)

            • GH (hormona del crecimiento también llamada Somatotropina)

            Destacar 3 funciones de la insulina (disminuye los niveles de glucosa en sangre) sobre los hidratos de carbono:

            ~ Aumenta la glucogenogénesis

            ~ Disminuye la glucogenolisis

            ~ Disminuye la gluconeogénesis

 

 

ALTERACIÓN DEL METABOLISMO DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

            Pueden darse alteraciones debido a:

            1·- disminución de la glucemia en sangre, es decir, hipoglucemia

            2·- Las más importantes son debido a una alteración de la tolerancia a los hidratos de carbono que conduce a un            aumento del nivel de glucosa en sangre denominado hiperglucemia, dentro de las cuales la más importante es la diabetes.

• Hipoglucemia: estado físico-patológico de etiología muy variada y que consiste en la existencia de glucosa plasmática menor a 45-50 mg/dl acompañada o no de signos clínicos (no siempre aparecen al alcanzarse una misma cifra límite de glucosa en sangre). Una hipoglucemia se produce a consecuencia de un desequilibrio entre la glucosa que llega al torrente sanguíneo (procedente de la absorción intestinal, gluconeogénesis y glucogenolisis) y la que sale del mismo como consecuencia del consumo de glucosa por los tejidos. Es una situación poco frecuente ya que mientras varias hormonas contribuyen al aumento de la glucemia una sola tiene efecto hipoglucemiante (insulina).

            Los síntomas o manifestaciones clínicas de una hipoglucemia son inespecíficos y debidos a 2 causas:

            1·- aumento de la liberación de adrenalina (por una aumento de la actividad del sistema nervioso simpático) cuya finalidad es restablecer los niveles de glucemia normales. Provocan estos síntomas: temblores, taquicardias, hipertensión, sudoración, sensación de ansiedad y de hambre, estos síntomas son precoces.

            2·- disfunción del sistema nervioso central (en especial en la zona cortical cerebral) por un déficit de glucosa. Estos síntomas son tardíos y son: mareos, confusión, alteraciones de percepción visual, cefaleas, convulsiones, coma, y si la hipoglucemia es prolongada deterioro mental, con lesiones irreversibles del sistema nervioso central.

            Según la causa desencadenante de la hipoglucemia hablaremos de 2 tipos: por ayuno y por postprandial.

            1·- Por ayuno: se produce porque se va consumiendo progresivamente toda la glucosa  (e incluso el glucógeno) y se instaura por:

A·- disminución de la producción de glucosa, esto puede ser debido a varias causas:

                                   • A las hormonas hiperglucemiantes.

                        • A una insuficiencia hepática grave.

                        • A un elevado consumo de alcohol.

            B·- Un aumento del consumo de glucosa, este aumento puede ser debido a:

                                   • Tumores pancreáticos (se segrega insulina en exceso y abundancia)

                                    • Tumores con metabolismo hiper-activo.

            2·- Postprandial: son frecuentes en personas que han sufrido la extirpación parcial o total del estómago, ya que el vaciamiento rápido del mismo provoca una absorción brusca de la glucosa (hiperglucemia) seguida de un excesivo aumento de la secreción de insulina (hipoglucemia).

• Hiperglucemia: es una elevación anormal de la concentración de glucosa en sangre que conduce a un síndrome clínico denominado diabetes cuyo signo clínico más destacado es el aumento de los niveles plasmáticos de glucosa.

            La diabetes o diabetes mellitus es una metabolopatía compleja crónica que se origina en consecuencia de un déficit de insulina que puede ser absoluto o relativo. En el absoluto la secreción de insulina es insuficientes para el metabolismo normal de los hidratos de carbono. En el relativo la secreción de insulina es normal o incluso está aumentado pero es insuficiente por estar aumentados las necesidades.

            Este déficit de insulina altera el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

            ~ Déficit de insulina en los hidratos de carbono:

·        Disminuye el consumo de glucosa en el músculo y tejido adiposos, como consecuencia aumenta la gluconeogénesis.

·        Disminuye la síntesis de glucógeno.

·        Aumenta la glucogenolisis.

~ Consecuencias (de las 2 primeras causas del déficit de insulina): se produce hiperglucemia y glucosuria.

            ~ Consecuencia con respecto a los lípidos: aumenta la lipólisis lo que produce gran cantidad de ácidos grasos que se usan como fuente de energía y en el hígado se transforman en cuerpos cetónicos (cetogénesis) estimulado por el glucagón. Estos cuerpos cetónicos pasan a la sangre y como no se pueden usar al ritmo que se producen se acumulan dando hiper-cetonemia y se eliminan vía urinaria dando cetonuria. Otra alteración es que se altera el metabolismo de las lipoproteínas

            ~ Respecto a las proteínas (alteración de su metabolismo): aumenta la liberación al torrente sanguíneo de aminoácidos pertenecientes a proteínas musculares (aumenta el catabolismo proteico) los cuales una vez en el hígado aumenta la gluconeogénesis.

            ~ Déficit de insulina:

                        1·- Hidratos de carbono (hiperglucemia y glucosuria):

                                   A·- Disminución del consumo de glucosa: músculo y/o tejido adiposo

B·- Disminución del glucogenogénesis

C·- Aumento de glucogenolisis

                        2·- Lípidos: aumento de lipólisis à aumento de ácidos grasos àhígadoà aumento de cuerpo cetónicos àsangreà hipercetonemia à cetonuria

                        3·- Proteínas: aumento de los aminoácidos musculares en la sangre àhígadoà aumento de gluconeogénesis

            ~ Tipos de diabetes ó de diabetes mellitus:

·        Primaria ó esencial:

o       Insulino-dependiente, juvenil ó tipo I.

o       No insulino-dependiente, diabetes del adulto o tipo II.

·        Secundaria ó sintomática: causa conocida.

Si la causa del déficit de insulina es conocida hablamos de diabetes secundaria o sintomática. Si la causa es desconocida hablamos de diabetes primaria o esencial, la cual tiene un elevado componente genético. Esta diabetes primaria a veces se relaciona con defectos en los receptores de insulina y también se relaciona con reacciones autoinmunes (anticuerpos). Esta diabetes primaria se clasifica en:

            1·- Diabetes insulino-dependiente, tipo I ó juvenil.

            2·- Diabetes no insulino-dependiente, tipo II ó del adulto.

            Las diferencias entre ellas son:

TIPO I ó INSULINO-DEPENDIENTE

TIPO II ó NO INSULINO-DEPENDIENTE

Juvenil

Adulto

Edades tempranas (Aprox. 30 años)

Madurez (mayor a 40 años)

Desaparición de las células b de los islotes

de  Langerhans

No se conoce la causa (disfunción de las cél b ó

resistencia a la insulina debido a defectos en el

receptor de la insulina

Cursa con cetosis

Raramente existe cetosis

Peso corporal inferior al normal

Peso corporal superior al normal

Se detectan anticuerpos contra los islotes

Raramente ó no se detectarían Ac anti-islotes de L.

Imprescindible uso de insulina

No suele ser necesarios el uso de insulina

 

Debemos nombrar que aparte de estos 2 tipos de diabetes existen 2 más:

·        La tolerancia anormal a la glucosa, también denominada diabetes latente ó química: tiene hiperglucemia pero con cifras inferiores a las anteriores, no tiene síntomas de diabetes y son obesos.

·        La diabetes gestacional que aparece por primera vez en el embarazo, da mayor riesgo de morbi-mortalidad perinatal (en los recién nacidos) y se diagnostica por la prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG).

 

DIAGNÓSTICO DE LA DIABETES

            Las pruebas diagnósticas más usadas están basadas en la demostración de la tolerancia de la glucosa anormal. En las personas en las que esta tolerancia está muy disminuida la demostración de que padecen hiperglucemia y glucosuria en ayunas es suficiente para establecer un diagnóstico de diabetes, de no ser a sí hay que usar pruebas de provocación.

            En general para considerar a una persona como diabética a de poder demostrarse cualquiera de estas condiciones:

            1·- Un aumento de los niveles plasmáticos de glucosa mayor a 198 mg/dl y la presencia de síntomas de diabetes que son 4 fundamentales (las 4 Pes):

                        • Polidipsia: aumento de la sed.

                        • Poliuria: aumento de las veces del número de micciones

                        • Polifagia: aumento de la sensación de hambre.

                        • Disminución del peso corporal.

            2·- Una glucemia en ayunas mayor de 139 mg/dl obtenidas en 2 muestras de sangre.

            3·- Una glucemia en ayunas menor de 140 mg/dl (aunque mayor a los valores normales) y 2 PTOG con un nivel de glucosa a las 2 horas mayor a 198 mg/dl y al menos otro valor puntual también mayor a 198 mg/dl.

            • Pruebas más usadas para el diagnóstico de la diabetes:

            ~ Las que determinan la glucosuria: para que la glucosa aparezca en orina la glucosa debe ser superior a 160 mg/dl.

            ~ Las que determina la glucemia: en ayunas, post-prandial y las pruebas de sobrecarga de glucosa (oral, intravenosa, sensibilizada con cortisol).

            Pruebas que determinan la glucemia en ayunas: valores de glucemia plasmática en ayunas mayor de 120 mg/dl, son indicativos de diabetes mellitus mientras que los comprendidos entre 100-120 mg/dl se consideran valores dudosos que se deben confirmar con alguna prueba de sobrecarga de glucosa.

            La postprandial es más sensible; se usa si la anterior no es definitiva y consiste en determinar los niveles de glucosa en sangre obtenida 2 horas después de haber ingerido una dosis conocida de glucosa (normalmente 100 gr. De glucosa). Previo al análisis se debe instaurar durante 3 días una dieta rica en hidratos de carbono (mínimo 300 gr. diarios) e interrumpir el tratamiento de fármacos que puedan influir en el metabolismo de los hidratos de carbono.

            Prueba de sobrecarga oral se usan para establecer un diagnóstico en los siguientes casos:

            1·- Personas con glucosuria que no tiene síntomas clínicos y que los niveles de glucosa en ayunas y post-prandial son normales.

            2·- Personas que no existe glucosuria pero tiene síntomas y los niveles de glucosa en ayunas y post-prandial son normales.

            3·- Personas con antecedentes de diabetes mellitus (para detectar diabetes latentes).

            4·- En mujeres que han dado a luz niños con peso elevado (4-4’5 o más).

            5·- Mujeres embarazadas que presentan glucosuria.

            Una de las pruebas más usadas es la prueba de sobrecarga oral (ó PTOG) reservando la prueba de sobrecarga intravenosa a personas con problemas gastrointestinales.

            Para descubrir pacientes pre-diabéticos se puede realizar una prueba alternativa denominada sobrecarga de glucosa sensibilizada con cortisona (ó cortisol) en ella se evita tener que usar una sobrecarga de glucosa tan grande (que podría desencadenar una diabetes) ya que la cortisona es una hormona que aumenta la intolerancia a la glucosa.

 

PRUEBAS DE TOLERANCIA ORAL DE LA GLUCOSA (ó prueba de sobrecarga oral de la glucosa –PTOG)

            Existen varios métodos pero en general se realiza así:

            • Durante varios días (normalmente los 3 días) anteriores a la prueba hay que ingerir una dieta rica en hidratos de carbono.

            • A de realizarse por las mañanas porque varía la tolerancia a la glucosa a lo largo del día; es mayor por la mañana y menor por la tarde.

            • Hay que tener una absoluta precisión con el horario de administración de la glucosa (normalmente 75 gr. en ayunas) y con las sucesivas extracciones sanguíneas (normalmente cada 30 minutos hasta un total de 2 horas tras la ingesta de la glucosa).

            • Durante toda la prueba la sangre debe tener la misma procedencia (o toda capilar o toda venosa).

            • Algunas personas toleran mal la carga de glucosa con lo cual, si aparecen vómitos o náuseas hay que anotarlo por se varía la interpretación final de resultados.

            • La tolerancia a la glucosa disminuye con la edad por lo tanto la interpretación de esta prueba en ancianos es difícil.

            • Sea cual sea el método la interpretación de resultados debe ser por personal especializado.

 

INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

            1·- Glucosuria renal: existe glucosa en orina y la glucemia es normal. Esto quiere decir que está alterado el umbral renal. Aparece glucosuria intensa a partir de la primera media hora, sin embargo, no existe cetonuria.

            2·- Retraso en el almacenamiento de glucosa: aparece glucosuria pero no intensa y no existe cetonuria.

            3·- Diabetes leve: existe glucosuria, pero no es intensa y tampoco existe cetonuria.

            4·- Diabetes grave: existe glucosuria muy intensa casi desde el principio y existe cetonuria moderada hora y media después de la ingesta.

 

 

DETERMINACIONES PARA VALORAR EL FUNCIONAMIENTO DEL METABOLISMO DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

            Conocer el metabolismo de los hidratos de carbono (sobretodo la glucosa) permite valorar las alteraciones en la concentración plasmática de la glucosa, que pueden ser:

            • Primarias: reflejan alteraciones del metabolismo de los hidratos de los hidratos de carbono.

            • Secundarios: son manifestaciones que acompañan a otras enfermedades.

            De todos aquellos proceso diagnósticos, adecuados para valorar el funcionamiento del metabolismo de los hidratos de carbono, los más importantes son:

            1·- Determinación de la glucemia basal (en ayunas)

            2·- Determinación de la glucosuria.

            3·- Determinación de la cetonemia y de la cetonuria.

            4·- Prueba de sobrecarga oral de la glucosa.

            5·- Análisis de hormonas relacionados con el metabolismo de los hidratos de carbono.

            6·- Determinación de enzimas y sustratos hidro-carbonados en células y tejidos

            7·- Otros

1·- Determinación de la glucemia basal: a temperatura ambiente la glucosa presente en una muestra de sangre entera sufre glucólisis (debido a los glóbulos rojos o eritrocitos) de tal importancia que al cabo de 6 horas puede desaparecer totalmente, proceso que puede verse aumentado por la presencia de leucocitos en elevado número y contaminación bacteriana. Por ello debemos tener en cuenta:

            A·- Siempre que la muestra sea sangre total debemos realizar el análisis de la glucosa durante la media hora después de la extracción.

            B·- Si la anterior no es posible debemos añadir un conservador que inhiba la glucólisis, por ejemplo fluoruro sódico.

            C·- Se recomienda usar plasma o suero par evitar la glucólisis.

            Los métodos de determinación de la glucosa basal son:

            • Métodos basados en el poder reductor de la glucosa son:

            ~ Método de la orto-toluidina: es colorímetro, por lo tanto espectrofotómetro. La cantidad de color es directamente proporcional a la cantidad de glucosa que aparece en la muestra. Casi no se usa debido a que la orto-toluidina es corrosiva y no se puede automatizar y es cancerígena y es un técnica con muchas interferencias.

            ~ Método de la reducción del cobre: son métodos antiguos. El más conocido es el de Benedict que detecta glucosa e hidratos de carbono reductores totales. Se siguen usando para la determinación semi-cuantitativa de azúcares reductores totales en orina y determinación de efecto genéticos de los hidratos de carbono en  niños.

Cu+2 + Glucosa àcalentamientoàCu2O + CuOH

            • Métodos enzimáticos:

            ~ Método de la glucosa oxidasa (GOD): es la enzima que cataliza la reacción de la glucosa presente en la muestra. La cuantificación de resultados se puede realizar por 2 métodos que son: mediante polarografía y el otro por determinación de peróxido de hidrógeno (H2O2) formado.

·        Para la polarografía realizamos la medida del consumo de oxígeno con un electrodo de oxígeno. La cantidad de glucosa de la muestra es directamente proporcional a la cantidad de oxígeno consumido.

Glucosa + O2 à ácido glucónico + H2O2

·        Determinación de peróxido de hidrógeno: mediante la acción de una peroxidasa, un cromógeno pasa de su forma reducida (que es incolora) a su forma oxidada (coloreada). El más usado son los método de Trinder en el cual la intensidad de color es directamente proporcional a la cantidad de glucosa de la muestra.

Glucosa + O2 à ácido glucónico + H2O2

H2O2 + cromógeno à compuesto coloreado (oxidado)

            ~ Hexoquinasa: este método proporciona el máximo grado de especificidad. La hexoquinasa cataliza el paso de glucosa a glucosa-6-fosfato. En una segunda reacción se produce la reducción de NADP a NADPH (sustancia que absorbe el ultravioleta próximo visible). La reacción se mide en el espectrofotómetro a 340 nanómetros y el incremento de absorbancia es directamente proporcional a la concentración de glucosa.

            Glucosa + ATP à Glucosa-6-P + ADP

            Glucosa-6-P + NADP à NADPH + (a los UV próximos visibles)

            • Interpretación de estos resultados: Los valores normales de glucemia basal en ayunas 80 mg/dl y valores mayores de 140 mg/dl de glucosa en 2 muestras califica a la persona como diabética.

 2·- Determinación de glucosa en orina: valores normales; glucosuria negativa, debemos recordar que la glucosa aparece en orina si se supera el umbral renal, es decir, la glucemia es mayor de 160-180 mg/dl.

3·- Determinación de cuerpos cetónicos: la determinación se realiza en sangre (cetonemia) y en orina (cetonuria) aunque derivan de los ácidos grasos informan indirectamente sobre el metabolismo de los hidratos de carbono.

4·- Prueba de sobrecarga oral de la glucosa ó PTOG: nos permite diferenciar la intolerancia a la glucosa y la diabetes.

            • La intolerancia a la glucosa: cuando obtenemos en la curva un valor de 200 mg/dl y él obtenido a las 2 horas está entre 140-200 mg/dl.

            • Diabetes: si en 2 valores uno de los cuales es obtenido a las 2 horas la glucemia es mayor a 200 mg/dl.

5·- Análisis de hormonas relacionados con el metabolismo de los hidratos de carbono: se determina especialmente la insulinemia, se suele usar 2 métodos:

            • RIA (Radio inmuno ensayo): se uso como marcadores isotópicos radiactivos.

            • Enzimo-inmuno análisis (el más usado es el test de Elisa): que utiliza marcadores enzimáticos.

            A parte de determinar insulinemia también se puede determinar las hormonas contra-insulares como el glucagón y a veces se determina el péptido-C.

6·- Determinación de enzimas y sustratos hidro-carbonados en células y tejidos: estos métodos determinan enzimas del metabolismo de los hidratos de carbono o sustratos. Se realizan en células y tejidos de biopsias de órganos. Son importantes para determinar ciertas metabolopatías.

            • Método de la hemoglobina glicosilada: es una fracción de la hemoglobina A unida por enlaces covalentes a la glucosa. Su aparición es directamente  proporcional a la aparición de glucosa en sangre por lo tanto sirve para control de la diabetes en periodo prolongado. Pero en cambio no es útil para el diagnóstico de la diabetes. Es muy específico pero con sensibilidad escasa.

            • Método cromatográficos inmunológicos

7·- Otras determinaciones:

            • Determinación de micro-albuminuria: es la excreción de pequeñas cantidades de albúminas (menos de 20 mg/dl). Si la cantidad de albúmina en orina es aproximadamente 20 mg/dl sería detectada mediante tiras reactivas. Esta determinación sirve de control de personas diabéticas. Se determina mediante métodos inmuno-químicos: tienen buena sensibilidad (detectan de 2-20 mg/dl), buena especificidad y son automatizables. La cuantificación de resultados es mediante tubidimetría y nefelometría.

            • Determinación inmunológicas: consisten en la determinación de anticuerpos específicos frente a la insulina o a las célula pancreáticas productoras de insulina. Los métodos más usados son: enzimo-inmuno-análisis e inmuno-fluorescencia indirecta.

            • Determinación de receptores: la cantidad de receptores de insulina determina la efectividad y absorción como hormona hipoglucemiante.