Imprimir

Enfermedad y Síntoma - Alergología - Alergia al Polvo Caspa y Pólen

Escrito por Administrator el . Publicado en Alergología

 Enfermedad y Síntoma

 

Image 

 

 

Medicina General

Alergia al Polvo La Caspa y Polen



DEFINICIÓN
Los síntomas relacionados con las alergias pueden ocurrir después de la exposición al moho, ciertos animales o pelo de animales, polvo u otras sustancias. Estas sustancias normalmente se encuentran en los ambientes interiores y no causan síntomas en la mayoría de las personas.
Ver también:
•    Asma
•    Rinitis alérgica
NOMBRES ALTERNATIVOS
Alergias en ambientes interiores; Alergias a las mascotas
CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO
Las alergias son relativamente comunes y son causadas por una respuesta inmunitaria hipersensible. Normalmente, el sistema inmunitario protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Las alergias se presentan cuando el sistema inmunitario reacciona a sustancias (alergenos) que normalmente son inocuos y que en la mayoría de las personas no producen una respuesta inmunitaria.
Cuando una persona con alergias inhala un alergeno, se libera histamina y otros químicos como parte de la respuesta inmunitaria, lo cual causa prurito e hinchazón, producción de moco y, en casos graves, ronchas y erupciones, al igual que otros síntomas.
La gravedad de los síntomas varía de persona a persona. La mayoría de los alergenos ambientales entran en contacto con la piel o con los ojos o son inhalados, razón por la cual la mayoría de los síntomas afectan la piel, los ojos o las vías respiratorias.
Las personas pueden desarrollar una reacción alérgica a otras partículas que se encuentren en los ambientes cerrados o al aire libre que llevan a que se presenten síntomas prácticamente idénticos a la fiebre del heno. Los desencadenantes comunes de alergias abarcan:
•    Moho: el aire transporta las esporas del moho, las cuales pueden estar presentes durante todo el año. El moho es más común en los espacios interiores húmedos como sótanos, baños o cuartos de lavado. Las telas, los tapetes, los animales disecados, los libros o el papel de colgadura pueden albergar esporas del moho si frecuentemente están en contacto con agua o son guardados en lugares húmedos. El moho se encuentra en lugares al aire libre como la tierra, los abonos y la vegetación húmeda.
•    Animales: las personas alérgicas a ciertos animales, de hecho, rara vez son alérgicos a la piel o a las plumas de éstos, sino a las pequeñas escamas (caspa) que se desprenden de los animales. Algunas personas son alérgicas a la saliva de los animales, especialmente la de los gatos (su saliva contiene una proteína conocida que causa alergia). La exposición a la saliva se presenta si el animal lame a la persona, al acariciarlo después de que éste se ha aseado o al tocar un objeto que el animal haya lamido o mordido recientemente.
•    Polvo: el polvo casero contiene partículas microscópicas de polen, moho, fibras de la ropa y otros tejidos, detergentes e insectos microscópicos (ácaros). Los ácaros del polvo, incluyendo pequeños fragmentos de ácaros muertos, son la causa principal de la alergia al polvo y se encuentran en mayor número en la ropa de cama, en los colchones comunes y en los colchones de resortes.
Unas pocas personas desarrollan síntomas similares a alergias a otras sustancias irritantes en el ambiente como el humo, el vapor de las fábricas o de los productos de limpieza, el tabaco, el polvo y los detergentes para lavar ropa.
SÍNTOMAS
•    Tos
•    Dificultad respiratoria
•    Ronchas
•    Prurito en la nariz, ojos, garganta o piel
•    Erupciones cutáneas
•    Enrojecimiento de los ojos
•    Secreción nasal
•    Presión sinusal
•    Estornudo
•    Ojos llorosos
•    Sibilancias
SIGNOS Y EXÁMENES
El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de los síntomas. La historia de los síntomas es importante para el diagnóstico de las alergias, incluyendo el hecho de si dichos síntomas varían de acuerdo con el momento del día o la temporada o posibles exposiciones, como tener una mascota en la casa.
Las Pruebas para alergias se hacen para identificar los alergenos específicos que están causando los síntomas. La prueba cutánea es el método más común y útil, la cual puede incluir escarificación, parche u otras pruebas.
Si el médico determina que la persona no se puede someter a pruebas cutáneas, puede ser útil realizar un examen de sangre RAST para buscar anticuerpos IgE para un alergeno específico.
El hecho de tener alergias también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:
•    Conteo de glóbulos blancos, particularmente conteo de eosinófilos
•    Inmunoelectroforesis en suero
TRATAMIENTO
El objetivo del tratamiento de la rinitis alérgica es reducir los síntomas de la alergia causados por la inflamación de los tejidos afectados.
El mejor “tratamiento” es evitar, en primer lugar, lo que causa los síntomas de la alergia. Puede ser imposible evitar completamente todos los alergenos a los cuales se es sensible, pero con frecuencia se pueden tomar medidas para reducir la exposición.
Las opciones de medicamentos incluyen los siguientes:
•    Antihistamínicos de acción corta: se pueden comprar sin receta médica y con frecuencia alivian síntomas que van de leves a severos, pero pueden causar somnolencia. Se debe consultar al pediatra antes de usar estos medicamentos con los niños, ya que pueden afectar el aprendizaje. La loratadina (Claritin) está ahora disponible en venta libre y no tiene la tendencia a causar somnolencia ni a afectar el aprendizaje en los niños.
•    Antihistamínicos de acción prolongada: causan menos somnolencia, pueden ser igualmente efectivos y generalmente no interfieren con el aprendizaje. Estos medicamentos, los cuales requieren de prescripción médica, incluyen fexofenadina (Allegra) y cetirizina (Zyrtec).
•    Aerosoles corticosteroides nasales: son muy efectivos y seguros para las personas que no han mejorado con el uso de antihistamínicos únicamente. Entre algunos de estos medicamentos de prescripción médica se incluyen fluticasona (Flonase), mometasona (Nasonex) y triancinolona (Nasacort).
•    Azelastina (Astelin) es un nuevo antihistamínico nasal que se utiliza para tratar la rinitis alérgica.
•    Descongestionantes: pueden también ayudar a reducir los síntomas como congestión nasal, pero no se deben usar durante períodos prolongados.
•    Cromoglicato disódico: es un aerosol nasal (Nasalcrom) disponible para tratar la fiebre del heno. Las versiones de cromoglicato disódico en colirio y antihistamínicos están disponibles para el tratamiento del prurito en los ojos y de los ojos inyectados en sangre.
•    El inhibidor de leucotrienos montelukast (Singulair) es un medicamento de venta por prescripción médica aprobado para ayudar a controlar el asma y para ayudar a aliviar los síntomas de las alergias estacionales.
El medicamento más apropiado depende del tipo y de la gravedad de los síntomas. Las enfermedades específicas causadas por alergias, como el asma y el eccema, pueden requerir otros tratamientos.
Las inyecciones para las alergias (inmunoterapia) se recomiendan ocasionalmente si no es posible evitar el alergeno y si los síntomas son difíciles de controlar. La inmunoterapia incluye inyecciones regulares del alergeno que se aplican en dosis crecientes (cada dosis es ligeramente mayor a la anterior) que pueden ayudar al cuerpo a adaptarse al antígeno. Ya que evitar el contacto con el moho, con los animales y con el polvo es más factible que evitar el polen de los ambientes externos, las inyecciones para las alergias se prescriben con menos frecuencia para estos tipos de alergias.
EXPECTATIVAS (PRONÓSTICO)
La mayoría de los síntomas de alergias al moho, la caspa y el polvo se pueden tratar fácilmente y dicho tratamiento regular puede minimizar los síntomas.
En algunos casos (particularmente en los niños), las personas pueden curarse de una alergia a medida que el sistema inmunitario se vuelve menos sensible al alergeno. Sin embargo, como regla general, una vez que una sustancia causa alergia a un individuo, puede continuar afectándolo durante largo tiempo.
Los casos más graves de rinitis alérgica a causa de estos alergenos pueden requerir inmunoterapia (inyecciones para las alergias) o extirpación de tejido en la nariz o senos paranasales.
COMPLICACIONES
•    Anafilaxia (una reacción alérgica severa pero rara)
•    Infecciones en el oído frecuentes (otitis media) en niños
•    Alteración del estilo de vida
•    Somnolencia y otros efectos secundarios por los antihistamínicos
•    Efectos secundarios por otros medicamentos (ver los medicamentos específicos)
•    Sinusitis
•    Pólipos nasales
•    Ronchas y otras erupciones cutáneas
SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA
Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas severos de alergia, si el tratamiento que antes había funcionado bien ya no surte ningún efecto o si los síntomas no responden al tratamiento.
PREVENCIÓN
No se conoce ninguna forma para prevenir el desarrollo de las alergias, pero investigaciones recientes han dado pistas.
La lactancia puede ser efectiva en la prevención y disminución de las alergias. Igualmente, hay evidencia de que la exposición a ciertos alergenos durante el primer año de vida puede prevenir algunas alergias. Esto se llama “hipótesis de higiene” y surgió a partir de observaciones de que los niños de las granjas tienden a tener menos alergias que aquellos que crecen en ambientes más estériles. Una vez que las alergias se han desarrollado, el hecho de evitar los alergenos conocidos puede disminuir los síntomas y prevenir otras alergias.
Las esporas del moho están en todas partes. La exposición a éstas se puede disminuir manteniendo los cuartos secos y utilizando un deshumidificador, si es necesario. Es recomendable desechar los objetos y artículos mohosos (libros, juguetes, zapatos, etc.), en lo posible usar tejidos sintéticos en la ropa y los muebles de la casa. También hay que desinfectar los baños, las paredes de los sótanos y los muebles con hipoclorito diluido u otras soluciones desinfectantes adecuadas.
Se recomienda realizar la limpieza constantemente para disminuir la exposición al polvo, aspirar con frecuencia, preferiblemente con un filtro de poros pequeños para capturar los ácaros del polvo, limpiar con un trapo húmedo y sacudir frecuentemente. Asimismo, se aconseja eliminar la mayor cantidad posible de “atrapadores” de polvo, como tapetes, doseles o las costuras del colchón de la cama y de las cortinas. La ropa de cama y los colchones albergan los ácaros del polvo
Se pueden comprar protectores especiales para los colchones, almohadas y colchones de resortes con el fin de reducir la presencia de los ácaros del polvo. También se deben lavar semanalmente, si es posible, los tapetes, la ropa de cama y las fundas que cubren los muebles. Los sistemas de calefacción central y de aire acondicionado pueden ayudar, especialmente si están provistos de filtros especiales para capturar el polvo.
Es probable que sea necesario que las personas que son alérgicas a los animales eviten tener mascotas. Pero si las tienen, deben bañarlas y asearlas con frecuencia (preferiblemente debe hacerlo alguien que no sea alérgico al animal) o dejarla al cuidado de otras personas. La alergia a los animales también puede ser una reacción alérgica a la lana, porque puede contener cantidades diminutas de caspa (escamas de la piel).
En la medida de lo posible, se deben evitar otras sustancias irritantes.
 
 
http://www.loseskakeados.com
 
Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates