Imprimir

Apunte - Lenguaje Audiovisual - Lenguaje Radiofónico

Escrito por Administrator el . Publicado en Lenguaje Audiovisual

LENGUAJE RADIOFÓNICO

La radio en todas sus expresiones debe utilizar un lenguaje y un código propio, puramente acústico.

La radio sólo dispone de la palabra y el sonido como únicos medios de comunicación, de transmisión y de comprensión en una información determinada. El lenguaje radiofónico consta de sucesión y alternancia de voces, música y diferentes sonidos, siguiendo un orden perfectamente ordenado. Debe ser convincente, claro y sobretodo concreto en todo momento.

La radio es un medio de comunicación unisensorial, que sólo puede ser percibido por el oído. Ésta es la principal característica que condiciona el lenguaje y la comunicación radiofónica, que se basa en la constante combinación de cinco recursos sonoros presentes en toda comunicación-transmisión en la radio: la palabra, la música, los efectos sonoros (sonido ambiente: ruidos, música, voz humana, etc.), el silencio y la ambientación sonora.

LA PALABRA

La palabra en el lenguaje radiofónico y en el lenguaje verbal no son equivalentes:

Lenguaje verbal o natural
Lenguaje radiofónico
Esquemas lingüísticos y paralingüísticos: definen la comunicación interpersonal. Excluye la visualización del interlocutor, no posee estos esquemas.
Palabra recreada, esto es intento de crear una realidad verbal (una palabra imaginada con el fin de evocar distintas sensaciones predeterminadas en el oyente).

El vehículo de transmisión de la palabra radiofónica es la voz. Puede cumplir una doble función:

  • Función de transmisión de ideas: La voz debe ser clara, distinta, correctamente timbrada e inteligible sobretodo.
  • Función emocional: Importa más el tono que la palabra. Se transmite un mensaje emotivo que el oyente debe traducir por sentimientos o sensaciones.

LA MÚSICA

  • Es una fuente creadora de imágenes auditivas.
  • Constituye un elemento integro dentro del lenguaje radiofónico, con una autonomía significativa o semántica.
  • Está subordinada a un mensaje radiofónico, y convive con los restantes elementos que componen el lenguaje de la radio.
  • Utiliza frecuentemente la yuxtaposición música-palabra, con el fin de crear una recopilación de connotaciones lingüísticas en la codificación del mensaje transmitido. Para ello, enfatizará aquellos aspectos que puedan ser más atractivos para los radioyentes (no es lo mismo dirigirse a un público adolescente que a un público maduro, ambas generaciones tienen inquietudes, gustos, ideas, etc., diferenciadas y definidas). La forma de dirigirse, el uso lingüístico y el ritmo de la locución siempre van acordes con la música y afines al público interesado.

La música radiofónica puede cumplir distintas funciones semánticas dentro de una misma emisión o en diferentes emisiones. De forma general la podemos clasificar en:

  • Música radiofónica objetiva: Transmite un concepto o hecho concreto.
  • Música radiofónica subjetiva: Se utiliza como instrumento de apoyo a situaciones anímicas.
  • Música radiofónica descriptiva: Se utiliza con el fin de situarnos físicamente en un espacio o ambiente.

La música radiofónica, además, puede desempeñar la función de acompañamiento a la palabra, para enfatizar el contenido semántico transmitido.

EFECTOS SONOROS

Los efectos sonoros, también llamados efectos especiales o ruidos (siempre que sean intencionados conscientemente), representan en la radio una realidad referencial objetiva. En un primer momento, se utilizaba de una forma naturalista, esto es, dándole un carácter naturalista, real, de sonido ambiental a la transmisión radiofónica.

Pero, actualmente, el efecto sonoro sobrepasa la función meramente descriptiva para adentrarse en el mundo de las connotaciones significativas. La clasificación de la música radiofónica puede aplicársele a los efectos sonoros: efectos sonoros objetivos, efectos sonoros subjetivos, efecto sonoro descriptivo, y efecto sonoro subliminal.

EL SILENCIO

  • Tiene su propia traducción como elemento sonoro, su significado o contenido semántico procede de presencia o ausencia.
  • Es capaz, como cualquier elemento de lenguaje, de expresar, narrar, describir, etc.
  • Es el producto resultante de la ausencia de voz, música, efectos sonoros o sonido ambiente, o sea, cuando existe una ausencia total de sonido.
  • La utilización de este elemento del lenguaje radiofónico, es muy limitada, debido a que el radioyente no posee la estructura significativa de los códigos del silencio, por lo que en excesivas ocasiones tiende a traducirlo o interpretarlo como un error técnico o un fallo humano.
  • Normalmente se emplea con una intención psicológica o dramática con el propósito de obtener una respuesta emotiva por parte del radioyente, así, por ejemplo, mediante su utilización podemos representar el estado emocional de una persona, estimular la reflexión.

AMBIENTACIÓN SONORA

Es el entorno sonoro donde se desarrolla la acción o hechos transmitidos radiofónicamente. Puede ser:

  • Acompañamiento musical a la voz humana.
  • El ruido natural existente en la calle desde donde se emita.
  • La ausencia de sonido referente, por ejemplo, un estudio insonorizado.

En lo que se refiere al contenido semántico, el ambiente sonoro, es el que sitúa y ubica una acción o unos hechos transmitidos radiofónicamente (presenta el lugar); da realidad y veracidad a la escena; presenta la intención global del mensaje; la subjetividad de los personajes; etc.

 

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates