Imprimir

Apunte - Lenguaje Audiovisual - Caracteristicas del Lenguaje Audiovisual

Escrito por Administrator el . Publicado en Lenguaje Audiovisual

                                                Lenguaje Audiovisual

 

Características del lenguaje audiovisual

 

Para comprender las características del lenguaje audiovisual se hace necesario recurrir a las del lenguaje icónico.

Está muy arraigada entre la gente no especialista la convicción de que el lenguaje visual es natural, espontáneo. También se le considera "unívoco" en el sentido de que si observamos una fotografía de una casa, percibimos que es "ésa" y no otra. Esta constatación también se da entre algunos autores [Saenz y Mas, 1979] .

Diversos estudios muestran que tanto el lenguaje Icónico como el Audiovisual son aprendido [Coppen, 1978; Judd, 1963]. Hasta autores que plantean un audiovisual basado en concepciones verbalistas admiten que "el lenguaje icónico difiere del natural por la propia índole de los signos y las estructuras" [Mallas, 1979, pg. 34]. Como dice Elliot [1976], "así como el hombre se agrupa, desarrolla un lenguaje, adquiere una idiosincrasia racial y hábitos motores característicos, tiende a desarrollar vocabularios de formas de toda índole y que aspiran, con mayor o menor claridad, con mayor o menor fuerza, a asociar en distintas épocas de su historia" (pg. 162).

En la fotografía es dónde con más fuerza se encuentra la interpretación naturalista: "yo veo lo que realmente veo". Sin embargo existen códigos como la asumpción de que la luz en una fotografía proviene siempre desde arriba [Gombrich, 1974]. Gutiérrez Espada [1980] ha estudiado detenidamente las diferencias entre imagen retiniana y fotográfica, así como entre sensación y percepción, concretamente el tema de la perspectiva (pgs. 38 ss.).

El signo-imagen supone un lenguaje específico para los estudiosos del tema [Colombo, 1981b]. Gombrich [1974] incluye un simpático dibujo para la ambigüedad del lenguaje no verbal: una niña baila ante sus compañeros de clase un elegante paso de ballet, mientras cada uno de ellos se imagina que representa una cosa diferente: un pájaro, una flor, una barco, el viento, ... (pg. 268). De todos modos no se puede simplificar diciendo que el lenguaje verbal-escrito es monosémico y el visual es pansémico o polisémico [Santos, 1984, pg. 83].

Según Arreguin [1981] los lenguaje visual y verbal presentan diferentes rendimientos según los usos del lenguaje:

 usos

 lenguaje verbal

 lenguaje visual

Científico (función enunciadora)

 óptimo

 nulo

Expresivo de emociones del emisor

 mediano

 mediano

Inductor de emociones en receptor

 ínfimo

 óptimo

 

Igualmente varía su efectividad según el modo de asociación.

modos de asociación

 lenguaje verbal

 lenguaje visual

por representación

inadecuado 

 adecuado

por convención arbitraria

 adecuado

 inadecuado
(con excepciones).

 

Hemos repasado brevemente algunas características del lenguaje icónico que después se mantienen en el lenguaje audiovisual.

"La presente estructura del lenguaje de las imágenes dinámicas malamente le permite a él mismo algún tipo de conceptualización o expresión del pensamiento abstracto" (pg. 33). La cita está tomada de Tosi [1984]. Es un punto de partida interesante. ¿Podemos aceptar sin más esta afirmación? Personalmente creo que el lenguaje de las imágenes dinámicas sí que le permite la expresión del pensamiento abstracto o la conceptualización; lo que no permite es la transmisión de mensajes abstractos en el sentido en el que lo hace un texto.

Una causa de esa imposibilidad la podemos encontrar en la sucesión ininterrumpida de imágenes y sonidos que conforman ese lenguaje. Es una sucesión que no da tiempo a la reflexión [Greenfield, 1984].

Por otro lado tenemos la ambigüedad del lenguaje audiovisual. Para Combes y Tiffin [1978] la causa es la relatividad de ese lenguaje, relatividad referida al receptor: el mensaje percibido se interpreta dependiendo en gran medida del receptor que los debe decodificar. No existe una norma precisa en el lenguaje Audiovisual, debido a la subjetividad del lector y del autor en el mismo [Treffel, 1986]. El mismo autor afirma: "No es posible hacer demostraciones (en el sentido matemático del término) por medio de una serie de imágenes" (pg. 21). Obsérvese la acotación "en el sentido matemático del término" ya que esa es la clave de la limitación del audiovisual: la limitación es la capacidad de exponer un razonamiento lineal deductivo, lógico-matemático.

El lenguaje audiovisual es sintético: sonido - imagen - movimiento [Santos Guerra, 1984], es un "lenguaje de participación en el acontecimiento" pero "deficiente para el análisis porque el movimiento impone un ritmo al receptor" (pg. 93).

Algunas de las características que atraen de los medios son la inmediatez, la no linealidad [Treffel, 1986]. Son características propias del lenguaje audiovisual, no del medio.

Los medios audiovisuales pueden utilizarse sin recurrir al Lenguaje Audiovisual. En el capítulo 1.5 vemos varios ejemplos. Pero, ¿podemos mantener el sistema educativo sin recurrir a dicho lenguaje?.

Todos los apartados de éste capítulo terminaban con una pregunta. El tema del Lenguaje Audiovisual, entendido como algo diferente del lenguaje icónico, y como algo más que una serie de convenciones de realización cinematográfica o televisiva, es, como él mismo, ambiguo. Por ello en la investigación posterior se ha soslayado el uso de una variable con éste nombre. Realmente no existe una información suficiente para llegar a unas conclusiones suficientemente firmes en este tema. Sin embargo voy a intentar aportar algunos elementos que permiten definir el Lenguaje Audiovisual (L.A.) desde el punto de vista particular de este trabajo.

 

1. El L.A. es el lenguaje propio y común de los medios audiovisuales: cine, televisión, vídeo.

2. El L.A. en estos medios se sustenta en el principio de la presentación fragmentada y selectiva de la realidad mediante planos sucesivos.

3. El L.A. utiliza sistemas de codificación y formas expresivas variables en el tiempo, pues es un lenguaje vivo, en continua transformación. Reglas "gramaticales" válidas hace pocos años han quedado superadas por la investigación de los autores av. que han introducido nuevos códigos, nuevas formas expresivas.

4. El significado de los mensajes transmitidos utilizando este lenguaje puede quedar bastante delimitado, siempre que emisor y receptor cuenten con códigos similares, y siempre que los mensajes hagan referidos a contenidos de carácter cognitivo.

5. El contenido de muchos mensajes transmitidos mediante el L.A. es de carácter afectivo: el mensaje transmitido son las sensaciones provocadas en el espectador. Este tipo de mensajes son menos unívocos, si bien se constata que un determinado programa produce reacciones similares en segmentos amplios de la población, dentro de contextos culturales específicos.

6. El L.A. se ha mostrado especialmente eficaz en este último tipo de mensajes. La información de carácter conceptual contenida es percibida fácilmente, pero escasamente perdura en el recuerdo con la precisión necesaria para ser procesada posteriormente, por ejemplo en resolución de problemas, etc.

 

El punto 1. No necesita un comentario especial. Distingue el L.A. de otros lenguajes no verbales, o del Lenguaje Total tal como es entendido por algunos autores. El punto 2. sienta las bases de la construcción de mensajes audiovisuales de acuerdo con la realidad técnica de las realización y producciones actuales. Evidentemente esto también lo distingue de la Multivisión o de experiencias de pantallas simultáneas, no porque no sean Audiovisual, sino porque para nuestros intereses no representan más que una mínima parte del problema. El punto 2. debería completarse con la referencia a la conjunción de sonidos e imágenes, referencia que podría considerarse implícita.

El punto 3. constata una realidad frecuentemente olvidada por quienes trabajan este campo desde la perspectiva didáctica. De hecho los sistemas de codificación de una película actual distan bastante de los de un film de hace unos años, y ello a pesar de considerarse que el lenguaje ha quedado fijado en los años 20 y 30. Un ejemplo es la ruptura de la linealidad temporal. Tradicionalmente el paso del tiempo requería, por ejemplo, un plano sobre un calendario cuyas hojas pasaban rápidamente o, en el caso de flash back (vuelta atrás) un Primer Plano sobre un rostro que se emborronaba para reproducir el recuerdo. Actualmente los saltos en el tiempo se producen sin ningún tipo de recurso explicativo de este tipo.

Los puntos 4., 5. y 6. recogen una problemática que considero no resuelta. La aportación deben entenderse entonces como una aproximación no cerrada:Las posibilidades del L.A. en el campo de la creación de sensaciones junto a la posibilidad de "contar cosas" y "expresar ideas", con más o menos precisión, más o menos ambigüedad.

Este es un capítulo abierto, que necesariamente debía incluir en este trabajo a pesar de su dificultad.

 

http://www.loseskakeados.com

 

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates