Imprimir

Logopedia y Pediatría: Aspectos Fonológicos - Cerebro y Fonemas

Escrito por Administrator el . Publicado en Pediatría

 

 Image

Aspectos Fonológicos: Cerebro y Fonemas

Reeducación de fonemas

Aspectos fonológicos: Cerebro y fonemas

 

 

Las dificultades fonológicas pueden relacionarse con los órganos que están implicados en la aparición y adquisición de fonemas, o con la producción de sonidos fonemáticos y palabras.

 

Las áreas del cerebro que están implicadas, que aportan o están predispuestas y expectantes al aprendizaje del lenguaje son múltiples y muy diversas. Aquí haremos referencia a los órganos importantes en la aparición y adquisición del lenguaje en su formato fonológico y fonético:

 

- Cerebro

- Audición

- Órganos fonatorios

 

Y relacionados con estos órganos nos centramos en las capacidades o habilidades que posibilitan el acto del habla en cuanto a proceso o procesamiento de información que produce los sonidos específicos de una lengua. Nos centramos en tres capacidades o habilidades que son el núcleo de las actividades que realizamos en logopedia.

 

- Discriminación

- Percepción

- Anatonomía funcional

 

La discriminación de fonemas, reconocer diferencias entre los sonidos se considera una capacidad innata.

 

La percepción de los sonidos o fonemas se considera aprendizaje, darle un significado.

 

La anatomía funcional del lenguaje es la utilización de los órganos para expresar o producir sonidos, los órganos básicos para producir sonidos son los órganos cuya función principal es la alimentación y la respiración.

 

Las deficiencias auditivas, las pérdidas auditivas, dificultad la llegada de información sonora al cerebro por la vía común o primaria, el oído. Lo que provoca una disminución de estimulación natural sonora y a la vez disminuye el ejercicio cerebral de reconocimiento o discriminación de estímulos sonoros.

La disminución de información sonora al cerebro por déficit auditivo, lleva a que la interpretación de sonidos o gamas de sonidos sea menor, la información que no llega al cerebro no se puede discriminar, y por lo tanto no se puede interpretar o percibir.

 

La aparición y adquisición de fonemas se relaciona con el cerebro y la audición sana, la producción de fonemas, aparición y adquisición, se relaciona con los órganos fonatorios sanos.

 

Si existe una lesión, un déficit, en el cerebro, en el oído o en el aparato fonador aparecen dificultades en la adquisición y desarrollo de los fonemas y del lenguaje.

 

Los trastornos y dificultades del lenguaje globales o específicas, una vez diagnosticadas, indican el perfil de posibles dificultades en el lenguaje de los pacientes. Ese perfil de dificultades nos informa del tratamiento idóneo, o conveniente en cada sujeto de intervención. Lo que nos permite realizar una propuesta inicial de intervención logopédica que iremos ajustando a las necesidades de intervención que aparecen durante la intervención o tratamiento.

 

Para facilitar la aparición o reeducar el sistema fonológico partimos de un programa general que después se adapta y especifica en cada sujeto de intervención:

 

Un programa general que incluye:

 

- Discriminación de fonemas

 

- Percepción de fonemas

 

- Articulación fonemas: aislados, en palabras, en frases

 

La intervención se basa en una propuesta de :

 

- Ejercicios

 

- Actividades

 

- Juegos

 

De discriminación, percepción y articulación seleccionados y elegidos en función de la dificultad o trastorno del lenguaje.

Considerados como actividades o ejercicios prototipo que permiten construir un programa de intervención. Por ejemplo, soplar. Soplar es una actividad típica de los programas de intervención logopédica. Los ejercicios de soplo y los juegos varían según la dificultad o trastorno del niño, un tipo de soplo suave para unos fonemas, otro tipo de soplo fuerte para otros fonemas, para aprender a respirar, etc., conocemos el grado de dificultad de los fonemas según rasgos o punto de articulación, lo cual nos sirve para programar nuestro programa, pero el grado de dificultad es el que presenta el niño al hablar, un niño puede pronunciar la "l” y tener dificultad en la "d” que según el grado teórico de dificultad es menor el de la "d”.

 

Hacemos una propuesta general de intervención y después la adaptamos al niño que acude a tratamiento, a ese niño concreto y sus características de lenguaje y personales.