Imprimir

Dirección de Empresas: Qué se Entiende por Responsabilidad Social de las Empresas?

Escrito por Administrator el . Publicado en Administración de Empresas

 

 

 Image

 

28.1. ¿Qué se entiende por Responsabilidad Social de las Empresas?

 

Por Responsabilidad Social de las Empresas se entiende, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales por las empresas, la integración voluntaria de las preocupaciones sociales, laborales, medio ambientales y de respeto a los derechos humanos en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, responsabilizándose de las consecuencias y los impactos que se deriven de su actividad para los distintos grupos de interés.

Una empresa es responsable socialmente cuando en su gestión se satisfacen las expectativas de sus trabajadores, de sus accionistas, de sus clientes, de sus proveedores, de su entorno social, porque desarrolla un conjunto de buenas prácticas que persigue el logro de una buena reputación como empresa.

El ámbito de actuación de la RSE viene determinado por su objetivo de conseguir esa buena reputación. Puede distinguirse un ámbito interno referido al respeto por el medio ambiente en la actividad de la empresa y a los derechos de los trabajadores a la negociación colectiva, al principio de igualdad entre trabajadores y trabajadoras, al principio de no discriminación, a facilitar el acceso al trabajo a personas con discapacidad; y un ámbito externo, que consiste en el respeto a los intereses de sus clientes, usuarios y consumidores que adquieren los productos o acceden a los servicios, en la gestión responsable de la cadena de suministro, de manera que no se convierta en cómplice de posibles abusos de sus proveedores respecto a su propio sistema de producción, que deberá respetar los derechos humanos y aportar valor al desarrollo sostenible de los territorios en los que se extiende su actividad.

 

28.2. El informe o memoria sobre RSE

¿Cómo pueden conocer los distintos grupos de interés y la sociedad en general que determinada empresa es socialmente responsable?

La información y transparencia son esenciales en materia de responsabilidad empresarial.

En este sentido con el objetivo de incentivar a las empresas, organizaciones e instituciones públicas o privadas, especialmente a las pequeñas y medianas y a las empresas individuales, a incorporar o desarrollar políticas de responsabilidad social, las Administraciones Públicas mantendrán una política de promoción de la responsabilidad social, difundiendo su conocimiento y las mejores prácticas existentes y estimulando el estudio y análisis sobre los efectos en materia de competitividad empresarial de las políticas de responsabilidad social.

En particular, el Gobierno pondrá a su disposición un conjunto de características e indicadores para su autoevaluación en materia de responsabilidad social, así como modelos o referencias de reporte, todo ello de acuerdo con los estándares internacionales en la materia.

El conjunto de características, indicadores y modelos de referencia a que se refiere el apartado anterior deberá atender especialmente a los objetivos de transparencia en la gestión, buen gobierno corporativo, compromiso con lo local y el medioambiente, respeto a los derechos humanos, mejora de las relaciones laborales, promoción de la integración de la mujer, de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, de la igualdad de oportunidades y accesibilidad universal de las personas con discapacidad y del consumo sostenible, todo ello de acuerdo con las recomendaciones que, en este sentido, haga el Consejo Estatal de la Responsabilidad Social Empresarial, constituido por el Real Decreto 221/2008, de 15 de febrero, por el que se regula el Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas.

Las sociedades anónimas podrán hacer públicos con carácter anual sus políticas y resultados en materia de Responsabilidad Social Empresarial a través de un informe específico basado en los objetivos, características, indicadores y estándares internacionales mencionados en los apartados anteriores. En todo caso, en dicho informe específico deberá constar si ha sido verificado o no por terceras partes.

En el caso de sociedades anónimas de más de 1.000 asalariados, este informe anual de Responsabilidad Social Empresarial será objeto de comunicación al Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial que permita efectuar un adecuado seguimiento sobre el grado de implantación de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial en las grandes empresas españolas.

Asimismo, cualquier empresa podrá solicitar voluntariamente ser reconocida como empresa socialmente responsable, de acuerdo con las condiciones que determine el Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial.

 

28.3. Las Administraciones Públicas y la RSE

La RSE es de naturaleza esencialmente voluntaria para las empresas y se basa en compromisos respecto a una serie de valores aceptados por la sociedad en general, no obstante, las Administraciones Públicas pueden fomentar su impulso para que sea adoptada por las empresas.

A su vez, las Administraciones Públicas como empleador, consumidor e inversor llevan a cabo acciones que pueden fomentar la responsabilidad social en el desarrollo y ejecución de sus competencias. Asimismo, desde un punto de vista normativo, el Gobierno ha impulsado leyes que favorecen el desarrollo sostenible y la responsabilidad social en materia de dependencia, en materia de igualdad de género, en inclusión social con la regulación de las empresas de inserción, en materia de medio ambiente, contratación pública y economía sostenible.

Las sociedades mercantiles estatales y las entidades públicas empresariales adscritas a la Administración General del Estado presentarán anualmente, a partir de marzo de 2012, informes de gobierno corporativo, así como memorias de sostenibilidad de acuerdo con estándares comúnmente aceptados, con especial atención a la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y a la plena integración de las personas con discapacidad.

28.3.1. Realización de buenas prácticas de RSE en las Administraciones Públicas

Las Administraciones Públicas, en el proceso de implantación de la RSE, desarrollan un papel relevante en su gestión desde diferentes aspectos:

  • Transparencia en los procedimientos de reconocimiento de derechos y acceso a los servicios públicos.
  • Empleo público socialmente responsable, fomentando la igualdad tanto en los procesos de selección, como en el mantenimiento del empleo, facilitando la conciliación de la vida laboral y familiar y corrigiendo la elevada tasa de temporalidad.
  • En el desarrollo de su actividad, las Administraciones Públicas son consumidoras y prestadoras de bienes y servicios por lo que utilizan criterios sociales y medioambientales en la contratación pública de obras, servicios y suministros.
  • Inversión socialmente responsable (ISR), las Administraciones Públicas juegan un importante papel en el fomento de la RSE como dinamizador del mercado a través de sus inversiones.

 

28.4. El Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (CERSE)

Siguiendo recomendaciones del informe de conclusiones del Foro de Expertos en RSE de 2007, del Parlamento, a través del informe de la Subcomisión parlamentaria para potenciar y promover la RSE de 2006, y del documento de RSE derivado del Diálogo Social en diciembre de 2007, se ha creado el Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, como órgano colegiado interministerial, de carácter asesor y consultivo del Gobierno y de composición cuatripartita y paritaria, que se adscribe al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, puesto que este Departamento ha desarrollado y coordinado los trabajos en la materia, y dos de los grupos que componen el Consejo son los interlocutores sociales que constituyen las organizaciones empresariales y las organizaciones sindicales más representativas.

Entre los objetivos del Consejo están:

  • Constituir un foro de debate sobre RSE
  • Fomentar las iniciativas de RSE con propuestas al Gobierno e información a las empresas y organizaciones.
  • Promocionar las herramientas más adecuadas para la elaboración y seguimiento de los informes de RSE y de sostenibilidad, y modelos-tipo.
  • Analizar el desarrollo de RSE en España, la Unión Europea y países terceros, e informar sobre actuaciones en materia de RSE.

En el mes de enero de 2009 se publicó en el «Boletín Oficial del Estado» la Orden del Ministerio de Trabajo e Inmigración por la que se nombran los vocales del Consejo Estatal de la Responsabilidad Social de las Empresas, con representación de las Organizaciones Empresariales, de las Organizaciones Sindicales, representación de otras Organizaciones e Instituciones del ámbito de la RSE y representación de las Administraciones Públicas: Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales. El Consejo quedó constituido el 20 de enero de 2009.El CERSE en su reunión plenaria celebrada el 3 de mayo de 2011 aprobó las conclusiones y recomendaciones de sus cinco grupos de trabajo que versaron sobre:

  • El papel de la RSE ante la crisis económica. Contribución al nuevo modelo productivo, la competitividad y el desarrollo sostenible.
  • Transparencia, comunicación y standards de los informes y memorias de sostenibilidad.
  • Consumo e inversión socialmente responsable.
  • La RSE y la educación.
  • Gestión de la diversidad, cohesión social y cooperación al desarrollo

En el año 2012 en el seno del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, se está desarrollando la labor de los siguientes grupos de trabajo:

  • Promoción de la RSE.
  • Inversión Socialmente Responsable en Fondos y Planes de Pensiones
  • Gestión y Funcionamiento del CERSE.

 

28.5. La RSE y la globalización

Con el proceso de globalización, que se inicia en la última década del siglo XX, y en uso del derecho de libertad de empresa y de establecimiento, las fronteras nacionales apenas suponen límites para la actividad de las grandes empresas respecto a sus estrategias de suministro, sistemas de producción o venta de los productos, o de fusión y absorción de otras empresas. Así, cualquier territorio del mundo puede convertirse en sede de sus plantas de producción y en mercado, dando lugar, a veces, a procesos de «deslocalización» que con cierta frecuencia tienen una incidencia enorme en los lugares o comarcas de origen, sobre todo en pérdida de empleo. Generalmente, el objetivo que persigue la «deslocalización» es el ahorro de costes de producción, pues la «recolocación» con frecuencia se da en territorios en los cuales la regulación de las condiciones laborales y de respeto al medio ambiente es más flexible.

Como resultado de estos procesos, las grandes empresas pueden aumentar sus cuentas de resultados, pero con un riesgo serio de que disminuya su reputación social, porque la globalización también facilita nuevas posibilidades en relación con la comunicación y la información entre trabajadores, clientes, consumidores, usuarios y organizaciones: la televisión, la red Internet y la telefonía móvil permiten que en tiempo real el ciudadano medio tenga información de lo que sucede incluso en lugares remotos. Estamos en lo que se llama la «sociedad de la información». Se puede formar «opinión pública» a partir de un acontecimiento lejano geográficamente en un tiempo impensable hace unos pocos años. El impacto que la actividad de las empresas produce respecto a los derechos humanos, al equilibrio medioambiental y en el desarrollo de territorios pobres es considerado por las empresas como un factor de riesgo.

La consecuencia de esto es que las empresas se convierten en objetivos de observación para determinadas instituciones y organizaciones nacionales e internacionales que miden y enjuician el impacto de su actividad y su responsabilidad ante la sociedad, lo que puede tener relevancia en sus cuentas de resultados a medio plazo. Éste sería uno de los factores que explica el desarrollo de la RSE y su adopción por las grandes empresas.

 

28.6. La RSE y el Diálogo Social

La RSE, en síntesis, consiste en la responsabilidad ante la sociedad en general, que está reclamando a la empresa la adopción de unos límites en su actividad que respeten una serie de valores aceptados por los distintos grupos que de alguna manera tienen interés en los resultados de la actividad empresarial: trabajadores, accionistas, clientes, consumidores, proveedores y su entorno social. Por ello, el diálogo de la empresa con los agentes sociales es consustancial al desarrollo de la RSE.

Por su parte, la Comisión de Seguimiento y Evaluación del Diálogo Social, correspondiente al Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva 2007 incorpora la materia de RSE a la agenda del Diálogo Social con el objetivo común de alcanzar unos mayores niveles de desarrollo económico y competitividad empresarial, de calidad en el empleo, de bienestar social, de cohesión territorial y de sostenibilidad ambiental. Así, en el referido Acuerdo Interconfederal, prorrogado para el año 2008, se incluye un capítulo, el VIII, sobre RSE.

Por lo que respecta al Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2010, 2011 y 2012, firmado por los agentes sociales el 9 de febrero de 2010, dispone que la Comisión de Seguimiento acuerde criterios y orientaciones para acometer la negociación colectiva en Responsabilidad social de las empresas, entre otras materias.

 

28.7. Subvenciones y ayudas públicas para la promoción, implantación y desarrollo de la RSE

  • (O.ITC/404, 22-II-10)
  • (Resol. 16-III-11)

 

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social  convoca anualmente subvenciones para actividades de promoción de la R.S.E. 

Por otra parte y referido a la pequeña y mediana empresa, el Ministerio de Economía y Competitividad  concede ayudas públicas a la implantación y desarrollo de la Responsabilidad Social de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYME).

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates