Imprimir

Alergología: Alergia a los Ácaros Domésticos

Escrito por Administrator el . Publicado en Alergología

 Alergología

 Image

 

Alergia a los Ácaros Domésticos

 Los ácaros del polvo doméstico son los alérgenos más comunes, provocando aproximadamente el 49% de todos los casos de rinitis alérgica en Europa. Estos arácnidos, invisibles para el ojo humano, están presentes de forma inevitable en todos los hogares y la alergia que ocasionan es origen, durante todo el año, de síntomas como estornudos, moqueo, congestión nasal, lagrimeo y enrojecimiento de ojos, asma y sensación de falta de respiración. Además, tanto en niños como en adultos asmáticos, la exposición crónica a los alérgenos domésticos está asociada con el riesgo de síntomas respiratorios e, igualmente, con el empeoramiento de la función pulmonar.  

Algunos falsos mitos en torno a la alergia a los ácaros del polvo doméstico son  considerar al polvo un alérgeno, cuando la alergia al polvo no existe, o estimar que tan sólo con medidas de limpieza es suficiente para su control.
En caso de padecer una rinitis de posible causa alérgica por ácaros se debe acudir al especialista para realizar un correcto diagnóstico, e iniciar un tratamiento integral adecuado mediante la administración de fármacos que mejoren los síntomas, poner en marcha unas normas que disminuyan la exposición ambiental a los ácaros y, cuando esté indicado, llevar a cabo el tratamiento etiológico de la enfermedad mediante la administración de vacunas alergénicas.

¿Cuándo he de acudir al especialista?
Consultar a un alergólogo en el caso de padecer síntomas compatibles con una alergia respiratoria es fundamental, sobre todo si consideramos que los síntomas de alergia suelen ser confundidos con la gripe común o catarro.

¿Qué síntomas tienen los pacientes alérgicos a los ácaros?
Esta pregunta ya se ha respondido al comienzo del artículo. En mi opinión, no es necesario incluirla.

¿Cuándo puedo recibir inmunoterapia (VACUNAS) frente a los ácaros?
Cada paciente recibe un tratamiento individualizado y acorde con la intensidad de los síntomas. Este paso debe ser dado conjuntamente con el alergólogo y el paciente. Existen varias causas que pueden determinar este paso y son acordes a la evolución e intensidad de la enfermedad. Si el paciente necesita medicación a diario para controlar sus síntomas y no la desea tomar, puede ser uno de los motivos para comenzar inmunoterapia.

¿Quién la debe administrar?
La inmunoterapia con alérgenos es un tratamiento específico que debe ser prescrito por un especialista en Alergología, y administrada por personal de enfermería entrenado en presencia del propio facultativo.

Una de las preguntas más frecuentemente realizada en las consultas de Alergología es: ¿Doctora, yo antes no era alérgico, por qué ahora sí? La "condición" de ser alérgico va marcada por el código genético. Uno no "nace alérgico" sino que "se hace" alérgico dependiendo del ambiente, y de muchos otros factores que desconocemos. Como muchas enfermedades, es determinante el lugar donde vivimos. Los ambientes húmedos y cálidos son perfectos para el desarrollo y reproducción de los ácaros. La elevada humedad relativa ambiental los mantiene activos, pudiéndose controlar y frenar su crecimiento con la instalación de aparatos que eliminen la humedad en casa.

Dada su alta prevalencia, gran parte de la población tiene un cierto conocimiento sobre la alergia respiratoria. Muchas personas han oído hablar de la alergia respiratoria, pero evidentemente no disponen de los conocimientos para reconocer la presentación clínica de la enfermedad.

Dar información a la población sobre las enfermedades alérgicas es muy importante para poder mejorar el reconocimiento en fases iniciales de estas enfermedades, su diagnóstico precoz y su tratamiento.

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates