Imprimir

Nutrición y Dietética - Las Vitaminas I

Escrito por Administrator el . Publicado en Nutrición y Dietética

Nutrición y Dietética

Image 

Las Vitaminas

 

Las vitaminas son diversas sustancias que se hallan en pequeñas cantidades en los alimentos naturales y son indispensables para el funcionamiento del organismo. En general la acción de las vitaminas es catalítica y son componentes de sistemas enzimáticos indispensables para las transformaciones de diversos alimentos en el organismo. A pesar de que el organismo las necesita en cantidades muy pequeñas (miligramos o microgramos), no puede producirlas por sí mismo, por lo que deben ser suministradas con una correcta alimentación. Si bien en algunos los animales pueden transformarlas y almacenarlas, las vitaminas son producidas primordialmente por los vegetales.

Intervienen en diversas funciones, desde la formación de las células reproductoras hasta la cicatrización de las heridas. Hay numerosas enfermedades producidas por la carencia total o parcial de vitaminas (avitaminosis e hipovitaminosis, respectivamente), tales como el escorbuto, el beriberi y el raquitismo. Para las vitaminas A y D, también se cumple el extremo opuesto: la hipervitaminosis, es decir, el exceso de una de ellas.

Algunos factores que pueden influir para que la alimentación sea pobre en vitaminas son: falta de apetito, vómitos, diarreas, mala preparación de los alimentos, dietas muy restringidas. Además, en ciertas enfermedades del intestino, páncreas o hígado, la absorción en el organismo puede ser incompleta e incluso nula. Por otra parte, en ciertas situaciones como el embarazo, la lactancia y el período de crecimiento se requieren dosis mayores que las normales.

Vitamina A (Retinol)


En los vegetales coloreados como el tomate y la zanahoria, se encuentra en forma de provitamina, conocida como betacaroteno, que nuestro cuerpo convierte en la verdadera vitamina A. Puesto que la vitamina A es liposoluble, si se ingiere en exceso se acumula en el hígado, y el organismo puede recurrir a ella en caso de ser necesario.

Cumple la función de formar pigmentos visuales en la retina, así como la formación y mantenimiento de las células que recubren la piel, los ojos, la boca y los órganos internos. Además evita la formación de tumores cancerosos por su gran capacidad antioxidante.

El exceso de vitamina A es tóxico para el hombre, por lo que no se recomienda ingerir el hígado de los animales, fuente rica en esta vitamina. La dieta vegetal es más adecuada en este sentido, puesto que en este caso es el cuerpo quien produce la vitamina a partil del betacaroteno, en la medida que lo necesita.
La alfalfa, espinaca, acelga, perejil y el mango son otras buenas fuentes de esta vitamina.

Vitamina B1 (Tiamina)


Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, facilitando las reacciones químicas que transforman la glucosa en energía. Sirve para el funcionamiento normal del sistema nervioso y para la formación de numerosas enzimas. Influye favorablemente en el crecimiento y en el funcionamiento de la tiroides.
Se encuentra en todas las frutas, cereales (en especial los integrales) y hortalizas. Caben destacar como fuentes de esta vitamina la levadura de cerveza, el germen de trigo, la soja, los garbanzos, el trigo integral y los porotos.

Vitamina B2 (Rivoflavina)


Favorece el crecimiento, así como el aprovechamiento de los hidratos de carbono y las proteínas. Se encuentra especialmente en los frutos secos, también en la levadura de cerveza y en el alga espirulina.

Vitamina B6 (Piridoxina)


Contribuye a la formación de los glóbulos rojos, e interviene en el metabolismo de algunos aminoácidos grasos. S encuentra en las frutas y las hortalizas, y en los cereales integrales. También en la leche, los huevos y la carne.
La falta de esta vitamina se manifiesta por fatiga, nerviosismo, anemia y alteraciones en la piel, como seborrea. A veces produce inflamación de la lengua y los labios.

Vitamina B12 (Cianocobalamina)


No la producen las plantas superiores, sino bacterias y otros microorganismos. Sirve para la formación de células de la sangre, en especial glóbulos rojos, y para el funcionamiento correcto del sistema nervioso. Excepto por el alga espirulina, casi no se conocen otras fuentes vegetales de esta vitamina. Se encuentra en la carne, especialmente el hígado, así como en otros productos animales (leche y huevos). Puesto que se requiere una muy pequeña dosis diaria (2 microgramos) una dieta ovolactovegetariana aporta lo suficiente. Sin embargo, los vegetarianos puros la obtienen de las propias bacterias del intestino grueso, que la sintetizan en grandes cantidades, y de otros microorganismos que a veces contaminan los alimentos. 

Vitamina C (Ácido ascórbico)


Activa las funciones de todas las células. Es un poderoso antioxidante, que frena los procesos químicos de envejecimiento celular. Es indispensable para la formación de las sustancias que se hallan entre las células en los tejidos conjuntivos, o sea la sustancia intersticial. También es indispensable para la cicatrización de las heridas, la formación y reparación de huesos y dientes, neutraliza la acción de las toxinas de la sangre y favorece la absorción del hierro.
Los vegetales son muy ricos en esta vitamina. Una sola naranja o un tomate tienen una cantidad más que suficiente de la requerida para un adulta en un día. Por el contrario, los productos de origen animal son muy pobres o directamente carecen de vitamina C. 

Vitamina D (Calciferol)


Facilita la absorción del calcio y su fijación en los huesos. La falta de esta vitamina produce raquitismo, una enfermedad en la cual los huesos se debilitan y no pueden soportar el peso del cuerpo.
Con un minuto al sol por día (estando desvestido) la piel sintetiza una dosis suficiente de vitamina D. Estando vestido, se requiere de una hora. En lugares donde no se puede estar al sol durante largos períodos de tiempo, es necesaria la administración externa de esta vitamina.
Con una dosis mayor a cuatro veces la normal resulta tóxica, produciendo calcificación de los riñones y el corazón.

Vitamina E (Alfa tocoferol)


Favorece el aprovechamiento de la vitamina A. Además es un activo antioxidante, y tiene una acción protectora contra el cáncer. Interviene en la formación de las células reproductoras, mejorando la capacidad fecundante del semen. Se usa en el tratamiento de aborto habitual y esterilidad masculina. Mejora o previene la arteriosclerosis. También facilita el funcionamiento correcto del sistema nervioso y de la hipófisis, que controla la producción hormonal de todo el organismo.
Se encuentra abundantemente en los alimentos vegetales, en especial en los aceites, el germen de trigo y los frutos secos (nueces y almendras). En menor medida está presente en la mantequilla y los huevos.

Vitamina K


Actúa en el hígado induciendo la síntesis de las proteínas necesarias para la coagulación de la sangre. El hígado puede acumular una cierta cantidad de ella.
Se encuentra en las hortalizas, en la leche y el queso. Además, las bacterias del intestino producen suficiente cantidad de vitamina K como para cubrir las necesidades diarias.

 

 

 

http://www.loseskakeados.com

 

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes

Warning: include_once(/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186

Warning: include_once(): Failed opening '/home/loseskak/public_html/joomla/templates/system/html/modules.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/loseskak/public_html/joomla/libraries/joomla/application/module/helper.php on line 186
Premium Templates