Imprimir

Dermatología: Epidermólisis Bullosa

Escrito por Administrator el . Publicado en Dermatología

 

Image

 

 

Epidermólisis Bullosa

ETIOPATOLOGIA

La epidermólisis ampollosa tiene su origen en defectos asociados a los queratinocitos basales y a la zona de la epidermis-membrana basal-dermis subyacente. Esta zona, en muchos tejidos como la piel y las mucosas, está formada por diversos componentes especializados que se combinan mutuamente para formar diferentes tipos de anclaje (*).

En los queratinocitos, los filamentos intermedios de queratina se insertan en unas formaciones denominadas hemidesmosomas. Estas formaciones contienen varias proteínas (plectina y BP-230) que actúan como filamentos de conexión entre los filamentos intermedios del queratinocito y los de la lámina densa. También contienen otras proteínas como el colágeno tipo XVII y la integrina a6b4 que se extienden parcialmente fuera del hemidesmosoma y se conectan a los filamentos de anclaje situados estos últimos en la lámina densa. Finalmente, las fibrillas de anclaje, constituídas por colágeno VII y las placas de anclaje son los componentes principales de tejido conjuntivo de la dermis.

Los distintos tipos de epidermólisis ampollosa derivan de mutaciones de los genes que codifican todas las proteínas anteriores que forman el sistema de anclaje de la epidermis a la dermis (*) . Así, la epidermólisis ampollosa distrófica se debe a mutaciones del gen KRT5,14 que codifica las queratinas 5 y 14 y la epidermólisis juntural se debe a mutaciones del gen LAMA3, que codifica la laminina

 

Epidermólisis ampollosa simple

 

 

Lesiones herpetiformes en la epidermolisis ampollosa simple

 

 

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS

Epidermólisis ampollosa simple: se caracteriza por la presencia de ampollas intradérmicas debidas a mutaciones de la queratina. Al menos se conocen 11 subtipos, de los cuales 7 son de naturaleza autosómica dominante.

  • La más frecuente es la epidermólisis ampollosa tipo Koebner (también llamada epidermólisis simple generalizada), en la que las ampollas surgen durante el primer año de vida en los sitios de mayor roce y traumas. Suelen estar presentes hiperqueratosis y erosiones palmo-plantares. Curan sin dejar cicatriz
  • El subtipo de Weber-Cockayne, también autosómica dominante, es la más común de todas las epidermólisis. Puede aparecer en la infancia o más tarde y se caracteriza por la aparición de ampollas en las manos y los pies después de un ejercicio excesivo o con el calor (*) . Es frecuente la hiperhidrosis.
  • La epidermólisis ampollosa de Dowling-Meara se presenta en el momento del nacimiento y muestra una distribución generalizada. Se caracteriza por las lesiones que se agrupan en el tronco y extremidades siguiendo una pauta herpetiforme pero que curan sin dejar cicatriz. Las uñas pueden caerse y volver a crecer con atrofia. Frecuentemente, la mucosa oral está afectada
  • Otros subtipos de epidermólisis ampollosa simple son la de Ogna (una localidad de Noruega) en la que subsiste un defecto de la transaminasa glutámico pirúvica de los eritrocitos con tendencia de las ampollas a presentar hemorragias, y la epidermólisis ampollosa con distrofia muscular, muy rara.
epidermolisis juntural

Epresentan ampollas generalizadas con abundante tejido de granulación periorificial, con pérdida precoz o distrofia de las uñas. Otros síntomas asociados a este tipo son ampollas en el epitelio de las mucosas respiratorias, gastrointestinales y genitourinarias. Los pacientes mueren usualmente debido a infecciones generalizadas o disfunción multiorgánica

  • Algunos pacientes muestran en el momento del nacimiento una epidermólisis juntural moderada, sobreviven a la infancia y mejoran con el tiempo. Son prominentes las lesiones periorales que no cicatrizan y lesiones de las uñas y cuero cabelludo entre los 5 y 10 años. Este tipo de epidermólisis se denomina mitis o juntural no letal
Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates